Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Comunidad médica convoca a manifestación nacional tras muerte de 2 de sus colegas

22

 Exigiendo mayor seguridad y mejores condiciones de trabajo, estudiantes de medicina y doctores de diferentes entidades emitieron una convocatoria a través de las redes sociales para la realización de manifestaciones pacíficas el próximo lunes frente a las instalaciones de las Secretarías de Salud de los diferentes estados en la República.

El movimiento, demanda el esclarecimiento las recientes muertes de dos doctores, Luis Oswaldo Duarte, en Sinaloa, y María Teresa Adona, en Guanajuato; así como mejores condiciones de trabajo para los pasantes, y seguridad para el desempeño de sus tareas.
El movimiento Yo Soy 17 no está de acuerdo que por servir a una comunidad salvando vidas te cueste la tuya. Vamos a protestar por la vida de estos médicos.Vamos a exigir mejores condiciones de trabajo y sobre todo seguridad para nuestros pasantes.

Ni un médico más.

Ni un pasante más.

Justicia para nuestros hermanos, escribieron en la cuenta de Facebook del movimiento.

El grupo Yo Soy Médico #17, formado por médicos principalmente de Jalisco, convocaron a la comunidad médica, incluyendo médicos, enfermeras, radiólogos, nutriólogos, cirujanos dentistas, terapistas, camilleros, cocineros, trabajadores sociales, asistentes médicos, personal de mantenimiento, para manifestarse durante 8 horas continuas exigiendo seguridad y protección.

El pasado sábado, María Teresa Adona, pasante de medicina de la Universidad Autónoma de Guadalajara, fue encontrada colgada de un árbol en la comunidad Providencia, del municipio de León, causando indignación por parte de colegas y la comunidad universitaria. Las autoridades se encuentran realizando investigaciones para esclarecer el caso.

Previo a esto, Luis Duarte, médico neumólogo fue localizado sin vida en una carretera de Culiacán, Sinaloa, presentando heridas de bala en espalda y cabeza.

INDIFERENCIA DE AUTORIDADES

El Secretario de Salud, Francisco Ignacio Ortiz Aldana, garantizó la seguridad para los médicos residentes que brindan su servicio en las Unidades Médicas de Atención Primaria en la Salud (Umaps), por lo que el caso del fallecimiento de la estudiante de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), Teresa Adona es un caso aislado.

“Siempre estaremos para salvaguardar la integridad, no lo digo solo como Secretario de Salud, si no como médico y padre de dos médicos; es una encomienda del Gobernador estar al tanto de este asunto. Hemos tenido comunicación estrecha con el vicerrector de la Universidad Autónoma de Guadalajara; este hecho es una desgracia, lo sabemos” indicó el funcionario estatal.

El pasado lunes, tras difundirse en redes sociales –llegando a suponerse el deceso de la residente como un asesinato-, la Procuraduría General de Justicia de Guanajuato (PGJ) informó que aún se investiga si hubo la intervención de una segunda persona, pues su cuerpo fue encontrado con signos de estrangulamiento al costado de la carretera que conduce al municipio de Cuerámaro.

“Las investigaciones las lleva la Procuraduría General de Justicia del Estado; al Procurador le corresponderá dar a conocer el parte oficial; además mantenemos comunicación estrecha con la familia, nosotros estamos en el papel de ayudar en todo el aspecto emocional y de la institución”, dijo Ortiz Aldana.

Teresa Adona, era estudiante de la UAG pero rendía su servicio médico en la Umaps de la comunidad de Cruz de Aguilar, perteneciente al municipio de Romita. Esta circunstancia despertó diferentes comentarios en las redes sociales, cuestionando las condiciones en las que son asignados y hospedados los residentes en estas unidades.

“Ahora que cada comunidad busque a sus médicos pasantes, garanticen alimentos, hospedaje, seguridad, si no hay solicitud de la comunidad no hay que ir…hay que hacer responsable a las comunidades, sobre la seguridad del pasante….si el pueblo no se hace responsable de su gente, menos de un pasante”.
Ante esto, Ortiz Aldana, aseveró que este es un llamado nacional, y que en lo que toca a Guanajuato se salvaguarda la integridad de los galenos que prestan sus servicios en la entidad, actualmente provenientes de más de 35 planteles educativos.

“En el caso específico de Teresa Adona se suscitó fuera de la unidad […] nuestra prioridad e importancia es para que quienes vengan al estado, ya sea estudiantes en pregrado o postgrado de esta digna institución que es la Universidad Autónoma de Guadalajara, de donde egresé por cierto, para sensibilizarlos que estén tranquilos”.

Fue a través de las redes sociales que el caso de Teresa Adona escaló, y finalmente a través de un comunicado de la UAG que se confirmó el suceso. Incluso se creó el hashtag #NiUnPasanteMas, con el que se busca hacer un reclamo nacional ante las condiciones en las que laboran los médicos residente en las diferentes comunidades rurales del país.

“Esta situación es de años y en cada comunidad pasa lo mismo, siempre molestan a los médicos que como paseantes tenemos que vivir en un centro de Salud inseguro sin comunicación y el sueldo es el mismo desde hace 13 años que hice mi servicio, la gente no valora y deberían dejarlos sin médico y las universidades poner más atención en la integridad del médico pasante y antes de enviarlo a comunidades como estas evaluar si es un lugar seguro”.
Ante esto Ignacio Ortiz Aldana, calificó como exagerada la reacción que se ha dado al tema a través de las redes sociales.

“Este es un tema que en las redes sociales está fluyendo en forma por demás exagerada, pero créanme que tenemos la sensibilidad, estamos muy al pendiente, ayer fueron múltiples llamadas al respecto, y les hemos dicho que los familiares y la institución tienen todo nuestro apoyo”, expresó.

Finalmente reconoció que los pasantes de medicina han solicitado se refuerce la seguridad.

“Esto es a nivel federal. Ustedes saben que a veces las redes sociales sirven para fortalecer y fructificar, pero hay situaciones anómalas que no se pueden controlar, lo que sí es importante es que la rumorología llega a afectar a todo un sistema, múltiples instituciones” señaló.

OTRAS MANIFESTACIONES

La realización de esta protesta, no será la primera en Guanajuato, ya que en un lapso aproximado de ocho meses, la comunidad médica ha protestado en contra de las malas condiciones de trabajo y la inseguridad que tienen.

El pasado mes de octubre, tras el asesinato de la doctora Paulina Méndez, en León, centenares de médicos bloquearon el bulevar López Mateos en una marcha que exigía el esclarecimiento de su muerte, así como la exigencia de mayor seguridad para todos los trabajadores de la salud.

Posteriormente, el día 6 de enero de este año, enfermeros y enfermeras se manifestaron en distintos municipios del país, debido a las malas condiciones de trabajo que tienen, así como la exigencia de la igualdad en sus derechos laborales.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo