Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

“Cocinan” diputados de Quintana Roo nuevo impuesto de 4.5% a botellas de licor

45

Carlos Hernández Blanco, diputado local priista de Quintana Roo, presentó una iniciativa que pretende un nuevo impuesto a la venta final de bebidas con contenido alcohólico en envase cerrado, misma que ha recibido este día el respaldo del presidente de la Jugocopo.

Lo anterior fue respaldado por Eduardo Martínez Arcila, presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo) en el Congreso local.

El impuesto sería de 4.5% y que empezaría a cobrarse a partir del 1 de enero de 2022.

La iniciativa de Hernández Blanco fue presentada desde principios de noviembre y propone una reforma a la Ley de Hacienda del Estado de Quintana Roo.

Vale puntualizar que el impuesto estaría exentando a las cervezas en cualquiera de sus presentaciones.

“Las cervezas, caguamas y los misiles quedan fuera de esta propuesta, solo pagarán quienes consuma licor”, afirmó el presidente de la Jugocopo.

Martínez Arcila justificó este nuevo impuesto al asegurar que “Se requiere fortalecer la economía del estado, se requiere fortalecer las finanzas públicas, es cuestión de analizar el costo-beneficio en caso dado que decidamos aprobarlo, yo en lo particular respaldo la iniciativa del diputado Carlos Hernández, vamos a ver que dicen los demás integrantes de la Comisión y el pleno”.

Yohanet Torres Muñoz, titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación de Quintana Roo, descartó que este impuesto esté en el Paquete Fiscal 2022 que entregará el sábado al Congreso.

Pese a ello, Martínez Arcila calificó como positiva esta nueva tributación, ya que parte ayudará al combate al alcoholismo, el cual dijo es un problema de salud pública, aclarando que el gravamen solo lo pagarán los productos destilados y no las bebidas fermentadas como las cervezas.

Por último, aunque no precisó el monto que se pretende recaudar al año con esta iniciativa, indicó que por la gran actividad turística que existe en Quintana Roo los recursos que se obtengan en su totalidad se destinarían para atender los problemas de salud que genera el consumo de alcohol en el estado, principalmente.

Los comentarios están cerrados.