Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Club América logra su pase a liguilla como líder de la Liga MX

25

América había tenido un par de ocasiones la oportunidad para tomar el liderato general del torneo, pero no las había aprovechado, hasta que aprovechó el descalabro de Cruz Azul y el empate de Santos para tomar por asalto la cima de la clasificación y de paso anotó su nombre en los clasificados a la Liguilla. Los 27 puntos que ha alcanzado el equipo de Miguel Herrera le permiten meterse a la fiesta, porque con esa cifra es casi imposible que se queden eliminados.

No es que haya sido una gran exhibición de América en los 90 minutos, pero sí fue una buena noche de contundencia en momentos puntuales, y eso es lo que cuenta, porque las Águilas se han levantado como la mejor ofensiva, pese a que en varios partidos su falta de contundencia los ha penalizado, aprovecharon algunas de las que tuvieron y lograron un 3-0 sobre Xolos que tuvo doble premio.

El partido para América inició bien, con diez minutos de buen futbol en los que se refugió en el talento de Diego Lainez, el joven futbolista que reapareció en el cuadro titular luego de superar una lesión en el tobillo izquierdo.

Diego agitó al equipo, fue chispeante y desequilibró a la defensa tijuanense, una falta sobre él generó un tiro libre en la frontal del área, la pelota fue para Emanuel Aguilera, el central argentino que ya ha dado muestras del buen pie que posee. Emanuel probó fortuna y encontró el tesoro.

El cobro del argentino tuvo la colaboración de Gibran Lajud, el portero de Tijuana que cedió su poste y por ahí coló la pelota Aguilera. De nuevo la defensa de América se levantaba como una línea que ha sabido poner su cuota goleadora en lo que va del torneo.

Sin embargo, el rostro de las Águilas cambió, dejaron de presionar arriba y cedieron la iniciativa, demasiado porque le permitieron a Tijuana meterse en el partido y los Xolos empezaron a tener llegadas al arco de Agustín Marchesín, el asunto fue la capacidad de resolución que no acompañó a los visitantes, porque tuvieron cuando menos tres ocasiones claras para igualar el partido.

Erick Castillo dispuso de un par, pero el ecuatoriano no tuvo lucidez en el área azulcrema, el primero de sus tiros se fue desviado y el segundo se lo tapó Paul Aguilar. La más clara para la visita fue la de gozó Erick Torres, el Cubo dispuso de una pelota en la que la defensa no llegó a tiempo para cortar un centro de Fuentes, pero el cabezazo del atacante mexicano se fue por un costado.

Perdonó Tijuana a un América que no se encontraba en el campo, porque la pelota no la tomaban ni Renato Ibarra ni Andrés Ibargüen, tampoco Mateus Uribe y a Diego Lainez le tomaron la matrícula. Los azulcrema subsistían en el partido, pero no mostraban nada en ataque.

Aunque en el futbol suele pasar que cuando parece que más mal la pasas hay un chance para que des otro golpe y eso fue lo que le pasó a Tijuana, que tuvo para descontar y hasta darle la vuelta a los de Coapa; no lo hicieron y cuando daba la impresión de que América se llevaba una renta grande al vestuario, la aumentó de manera considerable.

Ibarra e Ibargüen que hasta entonces habían pasado desapercibidos, se conjuraron para lograr el segundo tanto americanista, Andrés chutó en el área muy cruzado, pero Renato no dejó que la pelota muriera, la rescató y se deshizo de Fuentes, mandó un centro raso que el colombiano alcanzó a rematar luego de anticiparse a su marca y puso el 2-0 justo antes de irse a los vestuarios.

La sonrisa del americanismo se hizo grande, porque tenían el partido en un escenario ideal, no habían jugado un gran primer tiempo, pero sí que demostraron su eficacia en momentos puntuales, dos golpes anímicos -al inicio y al final del primer tiempo- de esos que hacen machacan en lo emocional al rival que estaba obligado a dejar espacios.

América estaba a 45 minutos de lograr su doble objetivo, era cuestión de mantener la tensión atrás, de no ceder tanto y de explotar los espacios porque Diego Cocca mandó a Miler Bolaños al campo, abandonó su línea de 5 y eso le permitiría a las Águilas un poco más de libertad. De hecho, Roger Martínez estuvo cerca de lograr el tercero, pero Lajud se lo impidió con un buen manotazo.

Pero América certificó su calificación y su liderato con un golazo. La fue tejiendo, la movió de un lado para otro y Renato asistió a Lainez, quien sacó un tiro con la zurda que se coló por la escuadra derecha. Primer gol del chico en el estadio Azteca. Las Águilas, también demostraban porqué son la mejor ofensiva, porque en lo que van del torneo han sabido golpear en momentos específicos. Fueron los mejores momentos de las Águilas.

América sobrellevó el partido, no se agitó demás, el triunfo estaba garantizado. Hoy amanece como líder en solitario, un objetivo que se habían trazado y que han alcanzado en el tramo más importante del torneo. Su primera defensa del primer lugar lo harán nada menos que ante Cruz Azul. Un duelo a corazón abierto en el que no habrá medias tintas y sí mucho orgullo y más que tres puntos en juego.

Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy