Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Clara advertencia del crimen organizado

31

Con disparos de AR-15 y “Cuernos de Chivo”, Miguel Angel Hernández Díaz, de 32 años, recibió una clara advertencia por parte del crimen organizado cuando le fueron amputados tres dedos del pie la noche de este miércoles en la colonia “El Milagro”.En el lugar de la agresión, peritos criminalistas encontraron dos cartuchos calibre .223 y dos calibre .762, por lo que las autoridades refirieron que claramente no se trató de un robo.

Aunque ya declaró ante agentes del Ministerio Público del Fuero Común, por lo que se inició la averiguación previa 6270/2015, Hernández Díaz aseguró que él no estaba metido en problemas y sólo era un simple trabajador, versión poco creíble por las armas con las que fue lesionado.

Mediante un boletín informativo, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó que el agente del Ministerio Público del Fuero Común ya tomó declaración a Miguel Angel Hernández Díaz, de 32 años, lesionado por arma de fuego el pasado miércoles por la noche, al exterior de su domicilio en la colonia irregular “El Milagro”.

Informaron que el agraviado manifestó que el día de los hechos se percató que tres hombres vestidos de negro y encapuchados, con armas largas se encontraban al exterior de su domicilio, gracias a que un miembro de su familia gritó al verlos.

Relató que salió con machete en mano y que se hizo de palabras con ellos al ver que empujaban a su consanguínea, razón por la que posteriormente le dispararon en el pie y lo patearon cuando se encontraba en el piso.

Ante las declaraciones, agentes de la Policía Judicial del Estado (PJE) aseguraron que también tendrían que declarar los familiares del sujeto y a la mujer con la que los sujetos estaban discutiendo, pues con las armas con las que fue agredido son armas largas de grueso calibre y de uso exclusivo del Ejército Mexicano o de dependencias de seguridad.

En este sentido, las autoridades también informaron que en el lugar de la agresión peritos encontraron cuatro cartuchos: dos calibre .223 y dos cartuchos calibre .762, los cuales se utilizan en armas AR-15 y “Cuernos de Chivo”.

Las autoridades aseguraron que esta situación se puede tratar de una clara advertencia contra el sujeto o alguien de su familia, pues la forma en la que los sujetos llegaron deja mucho que investigar.

Antes del traslado, el lesionado dijo a los agentes judiciales que momentos antes escuchó que su sobrina A. B. B, de 25 años de edad, comenzó a gritar, por lo que él salió con un machete y una vez afuera de su domicilio, vio a tres sujetos vestidos de negro, con chalecos antibalas, encapuchados y portando armas largas, quienes dispararon en su contra.

Aunque alcanzó a tirarse al piso, fue herido en el pie, sufriendo la amputación de tres dedos y no conforme con eso, al verlo tirado comenzaron a golpearlo para después darse a la fuga.

Cuando los agentes judiciales se entrevistaron con A. B. B, de 25 años de edad, originaria de Tapachula, Chiapas, de ocupación mesera, quien manifestó que se encontraba en su domicilio cuando llegaron dos camionetas cerradas, una de color blanco o crema y la otra de color gris.

Agregó que de las camionetas descendieron dos sujetos que vestían de negro con chalecos antibalas, pasamontañas y armas largas, y comenzaron a gritarle que entregara todo lo que tenía y se metieron a registrar su cuarto donde duerme con su hijo.

Los encapuchados comenzaron a tocarle todo el cuerpo a la mujer, aunque afortunadamente no consumaron la violación, llevándose su teléfono celular.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo