Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

CJNG fue sorprendido y diezmado por Los Correa en Michoacán

Grupo X del CJNG fue sorprendido y diezmado por Los Correa de Ciudad Hidalgo con ayuda de Lalo Mantecas y su Familia Michoacana en Palenque de Zinapécuaro

537

El relativamente nuevo grupo del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) llamado Grupo X que se creó única y exclusivamente para acabar con el Cartel de Los Correa en Ciudad Hidalgo; Michoacán y comunidades cercanas, fue sorprendido al utilizar un camión o camioneta repartidora de Sabritas como Caballo de Troya que fue robada en el Estado de México por la Familia Michoacana.

El Cártel de Los Correa es encabezado por Daniel Correa Velázquez, «El Tigre», cuya familia comenzó controlando la tala clandestina de bosques en el oriente de Michoacán, expandiendo sus actividades a la producción de marihuana y droga sintética, extorsiones, robos de vehículos, secuestros y despojos de tierras o propiedades.

Se preguntaran porque el ataque lo perpetraron Los Correa pero participaron miembros de La Familia Michoacana, esto es debido a que la familia Correa o hermanos correa realizó una alianza con Lalo Mantecas y/o El 100, líder de la Familia Michoacana, incluso a este líder se le ha visto amenazando a pobladores de San Antonio Villalongin, pueblo donde la Los Correa tienen familiares muy prepotentes y laboratorios de droga, ademas ahi es en donde esconden todos los vehículos robados a automovilistas que pasan por carreteras de Huajumbaro, Ciudad Hidalgo y Maravatío entre otros caminos.

Medardo Hernández Vera, Lalo Mantecas o El 100

La amenaza de Lalo Mantecas a los pobladores fue porque los acusó de chismosos ya que la información de que Los Correa se encontraban ahí fue revelada y el CJNG el año pasado fue al pueblo y casi acabo con todos los Sicarios de los Correa y un familiar de ellos, Lalo Mantecas envió a Sicarios de ellos camuflajeados con ropa militar en apoyo a Los Correa, después acudió a la plaza principal al pueblo y con granada en mano amenazó a los pobladores por la información supuestamente filtrada, la realidad es que sus propios sicarios son tan chismosos y tontos que publican vídeos y fotografías de los lugares en donde están, portando armas y amenazando al CJNG, además nosotros incluso recibimos información directamente de su gente ya que no están conformes con el mando de este gordito, también se habla de que El Fresa y El Pez ya no quieren a «El 100» por no ser nada discreto, como se dio a conocer su cara en un baile donde estuvo el cantante Alfredo Ríos «El Komander» y por abusar de la población despojandolos de tierras y vehículos, además de violar a mujeres.

Los Correa reciben sicarios de la Familia Michoacana por Lalo Mantecas, no quieren perder el robo de vehículos, secuestro, cobros de cuota, extorsiones y tala de arboles.

La Narcoguerra del CJNG Vs Los Correa-Familia Michoacana comenzo despues de que Los Correa mataran a varios Sicarios del grupo de las cuatro letras y lanzarán su camioneta con todo y cuerpos a la presa de Pucuato.

Tras esta afrenta Nemesio Oseguera Cervantes El Mencho ordenó la creación de un grupo especial para exterminar a este Cartel el cual se dio a conocer mediante un video donde dijeron ser el Grupo X, quienes habían llegado a Ciudad Hidalgo a terminar con las injusticias de Los Correa según dijeron, ahí comenzaron los enfrentamientos y ejecuciones hasta de gente inocente.

Por ejemplo en Ciudad Hidalgo la carne es escasa desde que el CJNG atacó el rastro municipal donde una veterinaria resultó muerta, esto debido a que Los Correa controlaban el Rastro y los precios de la carne, además de que las carnicerías decidieron cerrar, el CJNG lleno de panfletos el municipio advirtiendo de que quien pagará el derecho de piso a Los Correa serían atacados en represalia, las carniceras decidieron cerrar.

Actualmente el transporte público que comunicaba Ciudad Hidalgo con diferentes comunidades pero sobre todo con el bastión de Los Correa San Antonio Villalongin dejo de salir por que fueron amenazados.

Ante esto los comerciantes y pobladores no saben a dónde hacerse ya que por todos lados son amenazados, por eso los negocios deciden cerrar y la gente guardarse tras los toques de queda impuestos por Los Correa y el CJNG.

No hay duda de que la noche ha caído sobre Michoacán: rancherías abandonadas, pueblos semivacíos…

El Grupo X se encontraba en el palenque clandestino donde se realizaban peleas de gallos
La versión más reciente del horror comenzó la noche del domingo pasado en Zinapécuaro, Michoacán. Desde las tres de la tarde de ese día, varios hombres se reunieron en un palenque clandestino ubicado en el rancho El Paraíso, en donde se habían pactado varias peleas de gallos.

El Grupo X había llegado a bordo de 15 camionetas. El lugar era propiedad de un hombre de 59 años llamado Abiel.

Unas horas más tarde había en el palenque 19 personas muertas (una más murió de camino al hospital) y alrededor de cien cartuchos percutidos del calibre 7.62. Cuatro personas resultaron heridas.

Los agresores, entre diez y quince, identificados como integrantes de la Familia Michoacana, arribaron al Paraíso a bordo de un camión de Sabritas que fue reportado como robado el jueves 24 de marzo en una comunidad del Estado de México llamada El Salitre.

Los Sicarios de Los Correa y La Familia Michoacana atravesaron un autobús
De acuerdo con los testigos, antes de dirigirse al palenque los sicarios, “camuflajeados con ropa tipo militar”, atravesaron un autobús con la intención de bloquear la calle. Luego avanzaron, escondidos en el interior del camión de frituras, hasta llegar, prácticamente inadvertidos, al sitio que buscaban.

Sorprendieron al Grupo X del CJNG ingresando dentro de una camioneta de Sabritas para realizar el ataque armado
Entraron abriendo fuego contra los asistentes. Los cuerpos comenzaron a caer.

Habían ido en busca de William Edwin Rivera Padilla, alias El Will o El Barbas. De acuerdo con las primeras investigaciones, Rivera Padilla formó parte de la célula delictiva de Pablo Magaña Serrato, alias La Morsa o El M-5, líder de la Familia Michoacana y uno de los hombres más cercanos a Servando Gómez, La Tuta, el sanguinario cabecilla que dirigió, durante varios años, dicha organización criminal.

El Morsa fue detenido en Guerrero en 2015.

Del Will o El Barbas se sabe que se inició en la delincuencia robando casas y asaltando gente, “y que subió de ratero a tener el control de Zinapécuaro y Ciudad Hidalgo”, según fuentes cercanas a la investigación.

Tras su ascenso dentro de la estructura de la Familia Michoacana, quedó a cargo de las actividades a las que alguna vez La Morsa se había dedicado: trasiego de metanfetaminas, contrabando, secuestros, extorsión, lavado de dinero y robo de vehículos.

Más adelante traicionó a la Familia Michoacana y se unió al Cártel Jalisco Nueva Generación.

De hecho, tras el ataque en el palenque, en varios de los 15 vehículos asegurados se hallaron prendas con insignias del CJNG.

“Todos los muertos eran del Cártel Jalisco Nueva Generación, aunque murieron también algunos galleros”, informó una fuente local.

Hace unas semanas, a principios de enero, ocurrió en la carretera que comunica Zinapécuaro con Maravatío un fuerte enfrentamiento entre la Guardia Nacional y sicarios del llamado Cártel de los Correa —que opera en alianza con la Familia Michoacana.

Los guardias habían sido emboscados. Durante el tiroteo, un militar perdió la vida, otro resultó herido y dos Sicarios fueron abatidos.

Pocos días más tarde, grupos de la Familia Michoacana y el CJNG se enfrentaron en un narcocampamento ubicado en ese municipio. El saldo fue de tres Sicarios muertos y un vehículo quemado.

Horas más tarde, en la comunidad de Ojo de Agua de Bucio, presionados por el cerco policiaco que se había montado en la zona tras el enfrentamiento con los militares, un grupo de secuestradores de Los Correa dejó en libertad a cinco personas que habían sido plagiadas: “Los captores las soltaron y huyeron por la sierra para evitar ser detenidos ante la marcada presencia de las fuerzas de seguridad”, se lee en el comunicado de la Secretaría de Seguridad Pública del estado de Michoacán.

El 2 de febrero, hombres armados de Los Correa irrumpieron en una cafetería de Santa Clara del Tule y dispararon contra los presentes. Dos hombres fueron acribillados a quemarropa. Una pareja resultó lesionada. Los agresores quemaron la cafetería, que quedó reducida a cenizas.

Muy cerca de ahí, los cuerpos de dos hombres habían sido encontrados, en el fondo de un barranco, con huellas de tortura.

Todos estos eran episodios de una violencia ascendente que culminó el domingo pasado con la masacre que más víctimas ha dejado en los últimos años en Michoacán, y que se suma a la carnicería cometida recientemente en San José de Gracia (alrededor de 17 personas, cuyos cuerpos no han sido hallados), y al asesinato a tiros de 11 personas, entre ellas, seis menores de edad, ejecutadas en una zona boscosa del municipio de Tangamandapio.

Se ignora aún si entre los cadáveres del palenque se halla el del jefe criminal que los sicarios de Jalisco fueron a buscar. De lo que no hay duda es de que la noche ha caído sobre Michoacán dejando rancherías abandonadas, pueblos semivacíos, fachadas balaceadas

Los comentarios están cerrados.