Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Cinco medios se repartieron 40% de la publicidad oficial del gobierno de AMLO en 2019: informe

25

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, cinco medios de comunicación se repartieron el 40% del pastel de la publicidad oficial: en 2019, Televisa y TV Azteca cobraron 360 millones y 346 millones de pesos,  respectivamente, La Jornada obtuvo 251 millones de pesos, Medios Masivos Mexicanos –que coloca publicidad en medios locales– obtuvo 179 millones de pesos y la radiodifusora Grupo Fórmula recibió 115 millones de pesos, según un informe que las organizaciones Artículo 19 y Fundar publicaron hoy.

Aparte, como lo documentó Proceso en abril, la administración actual ha sido muy generosa con dos periódicos del sureste, cuyos dueños son amigos de mucho tiempo de López Obrador: la cadena Por Esto! –Centro de Cultura Nuestra América, de Mario Menéndez Rodríguez– y el diario Tabasco Hoy –Organización Editorial Acuario, de Miguel Cantón Zetina–, obtuvieron contratos por 60 millones 821 mil pesos y 50 millones 923 mil pesos, respectivamente.

El informe, basado en las cifras definitivas del Sistema de Comunicación Social (Comsoc), indica que en 2019, el gobierno de López Obrador gastó 3 mil 245 millones de pesos en publicidad oficial, un monto inferior en un 66% a los 9 mil 632 millones de pesos que derrochó la administración de Enrique Peña Nieto durante su primer año; sin embargo, las organizaciones señalaron que el gobierno actual perpetuó las mismas “malas prácticas” y “vicios” de los sexenios anteriores, e insistieron en que “la correcta regulación de la publicidad oficial es hoy más que nunca necesaria”.

De acuerdo con el documento, el gobierno distribuyó los contratos de manera discrecional y concentrada, sin una ley que establezca criterios claros para asignar la publicidad oficial; de hecho, A19 y Fundar exhortaron a la administración para que abrogue la Ley General de Comunicación Social de abril de 2019, que no resolvió el problema.

Prácticas sin cambio

“Si bien el presidente López Obrador se comprometió a través de su política de austeridad y combate a la corrupción a disminuir en un 50% el gasto de publicidad oficial, lo cierto es que las malas prácticas no han cambiado”, deploró el informe, y abundó: “al contrario, han originado desigualdad y brechas entre los medios de comunicación que aspiran a beneficiarse a través de la publicidad oficial”.

Así, un grupo de apenas 20 medios se repartió 2 mil 127 millones de pesos de contratos de publicidad, mientras que otros 544 obtuvieron partes de los mil 118 millones de pesos restantes. Entre los 20 más beneficiados se encuentran, además de los ya mencionados, Imagen Televisión, El Universal, Edición y Publicidad de Medios y los Estados, Milenio Diario, Grupo Radio Centro y Agencia Digital, que cobraron entre 60 millones y 93 millones de pesos.

Según el informe, entre los vicios que la administración de López Obrador heredó de sus antecesores figura “falta de planeación”, que se ve reflejada en la concentración del gasto en publicidad en los últimos dos meses del año, como si fueran compras de pánico: tan solo en diciembre, las dependencias gastaron 2 mil 720 millones de pesos en publicidad oficial; esto es, el 83% de la suma erogada en todo el año.

En abril pasado, Proceso publicó un reportaje sobre los montos de publicidad oficial erogados por el gobierno de la llamada Cuarta Transformación; en aquel entonces, la base de datos de Comsoc no era la definitiva, por lo que se usó la plataforma de contrataciones públicas Compranet; si bien las cifras resultaron menores a las que presentaron hoy las organizaciones, los “ganones” y “perdedores” son los mismos.

Así, personalidades mediáticas como Joaquín López Dóriga, Mario Beteta, Ricardo Alemán, Pablo Hiriart o Jorge Roberto Avilés Vázquez –conocido como Callo de Hacha–, que en 2018 recibieron millones de pesos del erario (hasta 40 millones para el primero), no consiguieron un centavo en 2019.

Otros medios cercanos al expresidente Peña Nieto dejaron de ingresar más del 90% de sus contratos de publicidad 2018 con el cambio de gobierno: fue el caso de las empresas de la familia Maccise Uribe, así como de Rack Star, de Gerardo Pasquel Méndez –exdiputado mexiquense por el Partido Verde–, de Comercializadora Publicitaria Tik, de Enrique Ramírez Villalón –padre de Alejandro Ramírez Magaña, director de Cinépolis y hasta 2018 presidente del Consejo Mexicano de Negocios–, pero también Eje CentralNexos –dirigido por Héctor Aguilar Camin– o las empresas vinculadas con Enrique Krauze.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo