Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Cinco detenidos 

22

Son cinco sospechosos de haber planeado y perpetrado el robo de 13 millones de pesos que transportaba un camión blindado de la empresa Cometra, y la Policía Ministerial del Estado realizó este viernes las detenciones para indiciarlos por la participación en el atraco.

Entre los detenidos por este caso están los custodios que iban en el camión blindado, Rafael Cocom Rodríguez, de 43 años; Freddy Cruz Sánchez, de 24; y Pablo Antonio Verde León, de 24 años, los cuales se coludieron con dos personas ajenas a la empresa Cometra para perpetrar el robo simulando un asalto violento.

Uno de los dos sujetos ajenos a Cometra fue detenido precisamente en la colonia Payo Obispo de la capital del Estado poco después de la noche, en medio de un incidente que derivó en un accidente automovilístico, mismo en el que estuvo involucrado un automóvil Volkswagen tipo Jetta color gris que al parecer fue utilizado en el delito.

Aunque el procurador de Justicia del Estado, Gaspar Armando García Torres, no quiso confirmar oficialmente el avance de las investigaciones del sonado caso, fuentes extraoficiales de confiabilidad informaron sobre las detenciones realizadas esta noche, incluyendo a los tres custodios que iban en el camión blindado, y que habían declarado primero como víctimas, pero luego quedaron señalados como indiciados.

Las investigaciones señalan la participación de cinco personas en el robo de los 13 millones de pesos, de los cuales tres son empleados de Cometra, precisamente los mismos custodios que iban en el camión blindado, los cuales se coludieron que dos sujetos ajenos a la empresa, quienes utilizaron un Jetta color gris para ese atraco.

Precisamente en la noche de este viernes un hombre fue detenido en la colonia Payo Obispo por agentes de la Policía Ministerial, cuando estaba con una mujer en un Volkswagen tipo Jeta color gris correspondiente a las características del vehículo participante en los hechos.

La detención se dio en el contexto de una colisión en la que se vio involucrado el vehículo en el que iba la pareja. 

Información recabada señala que, alrededor de las 20:30 horas, una mujer y un hombre fueron detenidos aparentemente por elementos de la Policía Ministerial en el cruce de las calles Paloma con Codorniz.

Vecinos de la zona expusieron que desde la tarde se percataron que personas a bordo de un vehículo tipo Sonic de color rojo se encontraban apostados en la esquina de la calle Paloma con la avenida Maxucxac, los cuales utilizaban binoculares para observar un domicilio situado en la Maxucxac entre Paloma y Faisán, una camioneta color blanco tipo Pick Up en el mismo sitio pero cruzando la avenida, ya en calles de la colonia Nuevo Progreso

De la misma forma, otro automóvil Sonic pero de color negro se encontraba en la esquina de la calle Faisán con la avenida Maxucxac. 

Los vecinos identificaron los vehículos como de la Procuraduría General de Justicia del Estado, por lo que no llamaron al número de emergencias para reportarlos como sospechosos. Unicamente se limitaban a comentar entre ellos que probablemente iban a detener a alguien.

Un par de horas más tarde, alrededor de las 8:20 de la noche, un automóvil de la marca Volkswagen tipo Jetta de color gris con placas de circulación UTD-766-A, de Quintana Roo, salió del domicilio vigilado y comenzó a ser perseguido por los automóviles tipo Sonic.

Las personas que dijeron haber presenciado lo ocurrido señalaron que los presuntos agentes ministeriales encendieron sus luces estroboscópicas para indicar que se detuvieran.

El automóvil Jetta salió del domicilio en la Maxucxac y condujo hacia el Poniente, pero al llegar a la calle Paloma dobló hacia el sur, momento en que el Sonic rojo se le pegó a la retaguardia.

Al ver que era seguido, el conductor del Jetta no se detuvo, sino que aceleró, sin embargo dos cuadras adelante, en la esquina con la calle Codorniz, la camioneta blanca le cerró el paso, lo cual obligó al Jetta a detenerse.

En un último intento de fuga, el guiador del Jetta imprimió reversa, acción que causó impactara con la parte posterior al Sonic Rojo de matrícula UTP-996-B, quedando con serias averías ambos coches. Instantes después, el Sonic de color negro llegó.

De los vehículos que presuntamente pertenecen a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ) descendieron alrededor de 9 agentes, algunos con distintivos de la PGJ y todos desenfundaron sus armas apuntando hacia el conductor.

Una vez que el conductor y la pasajera abrieron sus portezuelas fueron esposados y de inmediato subidos a al Sonic negro y se los llevaron del sitio.

Autoridades de la Policía Ministerial negaron que se haya realizado alguna detención, aunque los vecinos confirmaron lo contrario.

Se pudo saber que el hombre detenido vestía de color negro y la mujer con ropa de color rojo, además de que no se realizaron detonaciones de arma de fuego.

Hasta el lugar,llegaron elementos de Tránsito del Estado, quienes únicamente tomaron conocimiento del caso y peritos de la Procuraduría, quienes levantaron los indicios en el lugar, mismo que fue acordonado por agentes ministeriales.

Finalmente una grúa llegó al lugar y aparentemente trasladaron las unidades a los patios de la PGJ, donde se presume continuaran las pesquisas. El hecho fue tratado con sumo hermetismo por todas las autoridades.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo