Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Clausuran delfinario de la empresa Dolphin Discovery que operaba ilegalmente en Cancún

40

Un delfinario de la empresa Dolphin Discovery que operó durante dos años de forma irregular dentro de un Área Natural Protegida en Cancún, Quintana Roo, anunció el cierre definitivo de sus operaciones tras una denuncia realizada por el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) en 2012.

De acuerdo con la delegación de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) de Quintana Roo, la empresa desistió de continuar con la Evaluación de Impacto Ambiental para la operación del Dolphin Discovery Riviera Cancún, un lugar que operaba de forma ilegal dentro del Parque Nacional Arrecifes de Puerto Morelos. A su vez, el hotel Moon Palace anunció que disminuirá la longitud del muelle en que el delfinario operaba para adecuarse a las restricciones que marca el Programa de Manejo de Áreas Naturales Protegidas.

La directora regional de la oficina Cemda Sureste, Alejandra Serrano, señaló al respecto que “se trata de una muy buena noticia pues es un caso que denunciamos en su momento, ya que se trataba de una obra que se construyó de forma irregular y, una vez ocasionado el daño ambiental, buscó regularizarse ante la autoridad”.

En 2012, el Cemda denunció ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) que Hotel Moon Palace había sido eximido ilegalmente de la obligación de presentar la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) correspondiente para la construcción de seis muelles en el Parque Nacional Arrecifes de Puerto Morelos, por parte de Gabriela Lima Laurents, entonces delegada de la Semarnat en el estado.

“El Hotel Moon Palace solicitó en aquel momento un aviso de no requerimiento de Evaluación de Impacto Ambiental, argumentando que las obras que pretendía llevar a cabo eran para la rehabilitación de las obras que se construyeron en su momento y cuyo permiso fue otorgado en 1997, cuando en realidad no se trataba de eso sino de una obra completamente nueva que requería de un permiso federal específico […]. Dicha obra resultó ser un delfinario construido de forma irregular”, denunció el Cemda.

Por lo anterior, en febrero de 2015, diversas organizaciones de la sociedad civil pidieron ante la Semarnat que negara la autorización al delfinario para realizar operaciones.

Ahora, el Cemda “reconoce el cierre definitivo del delfinario” y señala que “resulta muy positivo que la empresa haya decidido desistirse de pretender regularizar una obra que de inicio no podía realizarse dentro de un Área Natural Protegida”.

Por otro lado, reiteró la importancia y necesidad de que “los desarrolladores cumplan con la legislación ambiental desde el inicio y no sigan incurriendo en irregularidades bajo la lógica de que más vale pedir perdón que permiso”, y realizó un llamado a la Profepa “para que continúe con el procedimiento administrativo correspondiente a la operación de un delfinario sin autorización”, ya que éste es independiente de la cancelación del trámite de Evaluación de Impacto Ambiental con la Semarnat.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo