Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Cenotes y socavones motivo de cambios de ruta del Tren Maya; no por presión de empresarios

176

Todo indica que un “panal” de cenotes fue lo que obligó al cambio de ruta en el tramo Cancún-Tulum del Tren Maya y no la presión que ejercieron empresarios de Quintana Roo al Gobierno Federal.

En los cuales se indican que desde el año 1995-1996, durante la administración de Mario Villanueva Madrid, cuando se iba a construir la carretera 307, se hallaron al rededor de 110 cenotes.

Aunado a esta información, el pasado 10 de enero de 2022, en entrevista con La Jornada, Raúl Manzano Vélez, jefe del centro coordinador de este proyecto, reconoció que había la necesidad de cambiar la ruta, debido a que se descubrió una zona de terreno inestable.

En esa entrevista, Manzano Vélez afirmó que ”Hacerlo elevado habría tomado varios años” y una de las indicaciones de Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, es terminar esta obra mucho antes de que termine su sexenio para dejarlo operando.

Prueba de ello, de querer agilizar los trabajos, es también es la reciente remoción de Rogelio Jiménez Pons al frente del Fondo Nacional de Fomento Turístico (Fonatur), el cual quedó a cargo de Javier May, quien este miércoles hizo su primera aparición pública en Cancún para reafirmar que el Tren Maya no pasará por el centro de Playa del Carmen ni se hará elevando, algo que AMLO había adelantado en su conferencia mañanera.

En la entrevista con La Jornada, Manzano Vélez, quien es ingeniero militar, detalló que el Ejército es el responsable de construir los tramos 5 Norte del sur de Cancún a Playa del Carmen, 6 de Tulum a Bacalar y 7 de Bacalar a Escárcega, Campeche.

En el rediseño de estos tramos se contempla que las vías corran de forma paralela a la Riviera Maya.

La semana pasada, durante la presentación de este cambió, se informó que durante la perforación para levantar los pilares sobre los que irían las vías elevadas, se descubrieron cavernas en el subsuelo.

El ingeniero militar puntualizó que “Oquedades no solamente en el sentido horizontal, sino en el sentido vertical, como si fuera un panal”.

Explicaron que cimentar las mil 200 columnas para sostener el viaducto elevado del Tren Maya hubiera tomado varios años.

Manzano Vélez señaló que la solución por la cual se optó es cambiar el proyecto por una vía de superficie, que correrá sobre terreno continental, firme, en un trayecto paralelo a la costa, aproximadamente a cuatro kilómetros de distancia de la línea del litoral.

Esto obligará a construir un nuevo tramo carretero que conecte a la terminal del tren con Puerto Morelos.

Vale mencionar que Sedena se hizo cargo de terminar esta parte del Tren Maya, luego de que ninguna empresa privada quiso asumir el reto.

Esto se debió, según el ingeniero militar “A la complejidad técnica, el señor presidente de la República solicitó el apoyo de los ingenieros militares de la Secretaría de la Defensa, y aquí estamos. Es por ello que se nos encomendó este tramo, porque es muy difícil técnicamente, y contamos con toda la experiencia para hacerlo, pero empezamos tarde”.

En los años en los que se construyó la autopista, cuando hicieron estudios de suelo para hacerla de concreto hidráulico se identificaron más de 110 cenotes, en el tramo de Cancún-Tulum ya ha habido aproximadamente entre 6 y 8 hundimientos o socavones.

En su momento, cuando se hizo la construcción de este tramo carretero, se generaron diversas protestas por la afectación al medio ambiente y la destrucción del mangle, pero fueron desatendidas por Mario Villanueva.

En esta ocasión se talaron más de 700 árboles, todo prácticamente en vano, porque la ruta fue cambiada y las obras están suspendidas momentáneamente, sin embargo, también se generó afectación en el tráfico vehicular.

Hasta ahora, el Tren Maya llevaba 7 meses de retraso, debido a la negociación de los predios y por estudio de uso de suelo y trámites, así como la falta de acuerdos a la que no llegaban con empresarios.

Los comentarios están cerrados.