Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Cartel del golfo Ejecuta al Z 34

446

Un comando acribilló con al menos 80 disparos de cuerno de chivo y calibre .9mm al auto donde viajaba Guillermo Aparicio Lara “Z34” y/o “Willy”, quien fungió como sanguinario jefe de la organización criminal “Los Zetas” en Playa del Carmen / En el sitio falleció el sicario y resultaron lesionados sus familiares que lo acompañaban / De última hora se informa que también falleció uno de sus hijos

XALAPA, Ver. -Guillermo Aparicio Lara, de 40 años de edad, alias “Zeta 34” y/o “Willy”, quien fungió como sanguinario jefe de la organización criminal “Los Zetas” en esta plaza entre los año 2008 y 2009, a quien se le atribuye el cobarde asesinato de un jefe policíaco de este municipio de Solidaridad y su escolta, fue ejecutado en Omealca, en su natal estado Veracruz la tarde de este sábado, por un grupo de ocho sicarios quienes los acribillaron con al menos 80 disparos de armas AK-47 y calibre 9 milímetros, cuando se desplazaba a bordo de una camioneta Toyota Siena, color plata, con familiares, entre estos dos de sus hijos y su madre, quienes resultaron lesionados.

z-34-ejecutado
Durante los dos años que el “Willy” fungió como jefe de la organización criminal “Los Zetas” en esta plaza, teniendo como brazo derecho a su hermano Jorge Aparicio Lara alias “El Coque”, quedando al descubierto la madrugada del domingo 17 de febrero 2008, al pagar 60 mil pesos en efectivo la intervención quirúrgica en un hospital privado del sicario Gustavo Guzmán Rodríguez, de 24 años, originario de Monterrey, Nuevo León, lesionado de bala la tarde del día anterior durante la ejecución de David Barrita Villanueva y su pequeño hijo Kevin Barrita Fierro, y usaba como base de operaciones el centro de rehabilitación “El Mediterráneo”.
Los hermanos Aparicio Lara, quienes disfrazaban sus actividades del crimen organizado con el centro de rehabilitación “El Mediterráneo” ubicado en la calle 34 entre las avenidas 55 y 60 de la colonia Ejidal, del cual también contaba con otro centro similar en Peñuela, municipio de Córdoba, en su natal estado de Veracruz, dirigían el narcotráfico, los levantones, las ejecuciones, los secuestros, y las extorsiones a los empresarios y dueños de negocios de “giro negro”, asaltos a tráileres con cargamentos millonarios, porque buscaban los que transportaban aparatos electrónicos, entre otros actividades delictivas, para la organización “Los Zetas”, sembrando el terror e incluso entre sus víctimas se encuentran turistas extranjeros.

Mata a jefe policíaco en venganza

A Guillermo Aparicio Lara, se le atribuyen las cinco ejecuciones cometidas en el sangriento año 2008 en la hasta entonces apacible ciudad de Playa del Carmen, entre las que se encuentran las Subdirector Operativo y Sectorial de la Policía Municipal Preventiva (PMP), comandante Manuel Jesús López Kantún, a quien ya había sido sentenciado a muerte por haber encabezado su detención y por sus constantes golpes al narcomenudeo y su escolta José Alfredo Gordillo Maldonado, cobardemente asesinados la mañana del lunes once de agosto por un grupo de al menos cuatro sicarios con ráfagas de armas calibre R-15; el mando policíaco recibió el clásico tiro de gracia de una pistola calibre 9 milímetros.
La ejecución del mando policíaco y su escolta, fue en venganza por la detención que encabezó la madrugada del miércoles 23 de julio del año 2008, cuando circulaba abordo una camioneta tipo Lincoln Navigator, color negro, con vidrios polarizados , modelo 2007, con placas de circulación YCM-48-01 del estado de Veracruz, con tres de sus secuaces, después de asaltar a un camión repartidor de frituras, lo que permitió que el 27 del mismo mes recuperara su libertad, sentenciando de muerte a Manuel Jesús López Kantún, comandante “Robles”.
Finalmente, en septiembre del año 2009, los hermanos Aparicio Lara, Guillermo y Jorge, emprendieron la fuga por dos motivos, primero porque ya tenían órdenes de aprehensión en contra y segundo ya eran buscados por grupos rivales para ejecutarlos, porque el miércoles 23 de ese mes, su hermano Luis Aparicio Lara de 43 años de edad, fue “levantado” alrededor de las 10:30 horas en el estacionamiento de Wal-Mart tienda ubicada a un costado del palacio municipal. El “levantón” fue perpetrado por seis sicarios, e identificó a dos de ellos Carlos Barragán Figueroa alias “El Paletas” y “El Chiste” -conocido también como Phone, quienes pretendían pedir 3 millones de pesos como rescate y cuatro vehículos; sin embargo, fueron liberados dos días en la casa de seguridad de Cancún donde fueron ocultados.
De última hora, se dio a conocer que uno de los menores falleció cuando era atendido por personal médico, debido a que presentó una profusa lesión en el cráneo tras recibir un impacto de bala.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo