Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

CANCÚN RUMBO A LA RUINA ||| Por Eloísa Ryan ||| EMOTIONAL RESCUE

430

Así que al fin lo lograste, la candidatura a la presidencia municipal de Benito Juárez es tuya.

¿Quién habrá logrado sacarte de tu obsesión absurda de “todo o nada” con relación a la gubernatura estatal?

Pues vaya una pregunta, pero conociéndote, es mi obligación prevenirte: ese trampolín llamado Presidencia Municipal de Benito Juárez “está maldito”, salado, ¡tiene mal de ojo mamacita!

Debe aprender de las experiencias ajenas mi ‘Marybelia’, de lo contrario, estarás condenada a repetir las peores experiencias. Hagamos historia, senadora.

Don Felipe Amaro: quizá el único edil que no se aprovechó del cargo de presidente municipal para adquirir casa en la Zona Hotelera. Quiso brincar a la gubernatura y, con el menor daño posible hasta la fecha, simplemente fue traicionado por su propio grupo político.

Pero para Juan Ignacio (El Chacho) García Zalvidea, sus aspiraciones le costaron carísimas, fue a dar a la cárcel precisamente para evitar su llegada al Gobierno del estado y, ¿qué me dices del Greg?, otro a quien sus aspiraciones le representaron la cárcel por que, por más que se diga que fue víctima de las locuras de Felipín Canallín y la loca, estúpida, enferma de Marisela Morales –algo hay de eso-, pero que al final, sí tuvo que ver también Félix González en la negociación para llevarlo preso.

Y ahora tú, Marybel Villegas Canché, quien ya entendió que para llegar directo del Senado de la República a la gubernatura te faltan como que muchos millones de dólares, que eres, en términos de la definición del maestro Carlos Hank, -mi venerable simbólico de la RLS “IFA”-, todavía una “pobre política”. Que al lado de quienes sí aspiran, ¡estás jodida mamacita! Y que, en el camino de la “buenaventuranza política”, necesitas de la operación política previa para juntar la lana necesaria con miras al 2027.

En verdad nena, sólo espero que no te vaya a alcanzar tu propia estrategia. Tienes a Mara justo donde la querías, contra la pared, a tu merced, y sin haberes para negociar. Ya la tienes, ¡felicidades!, sólo, no vayas a cometer los mismos errores, aprende, no seas soberbia.

¿Tú sabes quien llevó hasta tus pies las rodillas de Marita –pobrecita-? Claro, la ambición del marido, el hermano, el cuñado, los suegros, el vecino y hasta las “amigas” -¡salamandras!- que luego, gustosas la hundieron, ¿verdad Florecita?

‘Cuídate porque te los van a sonsacar’, sino es que ya hasta se te adelantaron.

Recuerda una máxima de todas las culturas; “con la vara que mides serás medida”, esto, más la maldición que ronda los pasillos del Palacio Municipal de Benito Juárez que no le flanquea templo alguno, tu desmedida ambición pudiera llevarte a la cárcel más rápido de lo que imaginas, nena.

Claro que ahora mismo te estarás diciendo “¿y quién fucking bitch es esta pinche loca que me escribe como si me conociera?”, pero no te angusties, sólo soy la más humilde de las locas que corríamos de tras de ti y de Chacho en aquéllos dulcísimos ayeres; tus más íntimos secretos están a salvo conmigo. Saludos amiguiiiii.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo