Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Campus Party en México

33

Hasta la tarde del sábado en el último día de actividades en la quinta edición de Campus Party México, el área de seguridad informática de la feria tecnológica había registrado tres intentos de hackeo externos para tomar el control de los equipos de los campuseros, pero ninguno se concretó, aseguró Aberardo Castillo, jefe de Seguridad Informática de Campus Party.
De los equipos conectados en la red de Campus Party, un “troyano” intentó masificarse pero sólo pudo infectar a tres equipos. Dos de ellos fueron “limpiados” de toda amenaza y a un equipo se le bloqueó el puerto de red para evitar su conexión, agregó el experto.
Si bien los intentos informáticos por irrumpir los sistema de cómputo y de red lograron contenerse durante los cuatro días, la realidad es que fueron las personas quienes “hackearon” metafóricamente a Campus Party y generaron dolores de cabeza a los organizadores con contenidos polémicos en las conferencias, activaciones publicitarias fuera de los códigos de ética e incluso actividades ilícitas que presuntamente se habrían celebrado dentro del encuentro.
SEXISMO Y MISOGINIA
La polémica sobre la permisividad de contenidos sexistas salió a la luz la noche del jueves cuando Eduardo Zepeda, (Fondo de Información y Documentación para la Industria), organismo adscrito al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), impartió la charla “Hackeando al sexo femenino” con el fin de promover la iniciativa “Applícate” que busca el desarrollo de aplicaciones móviles para la industria.
En su conferencia, el expositor hizo comentarios como “Nunca intentes entender a la mujer… sólo amarla”, “las mujeres no se entienden ni ellas mismas”, o “sé y compórtate como macho alfa” que inmediatamente recibieron el reclamo en redes sociales con el hashtag #cpmx5esmisógino.
Como en un ataque informático, los protocolos comenzaron a operar una vez que se detectó esta “amenaza”. En la cuenta de Twitter de Applícate se difundió un comunicado donde se pedía disculpas a los usuarios y se deslindó del contenido de la presentación.
Campus Party, hasta el día siguiente, emitió un comunicado en que se pedía una disculpa a los campuseros y se informó que se eliminó la ponencia.
“Tienen que revisar los contenidos, era necesario porque nosotros como comunidad campusera lo hicimos demasiado grande como memes, hashtags que unos vieron y lo empezaron a reproducir. Yo creo que podemos reinventar las cosas de las mujeres”, dijo Valeria Ramírez, estudiante de Ingeniería en Sistemas y originaria de Puebla.
Raúl Martín, director de Campus Party México, dijo que ante tal situación, para la próxima edición se buscará implementar un sistema de reportes en tiempo real en línea o en una aplicación móvil donde los campuseros puedan reportar contenidos que consideren inapropiados así como los invitarán a ser parte de la aprobación y diseño de la agenda de conferencias.
“Organizar un evento como éste tiene una complejidad importante. Tenemos una serie de partners que traen contenido y hay un proceso de filtro. Lo que pasa es que cambia el discurso y cambia su ponencia. Hemos hecho esto, la reacción inmediata de borrar y comunicar el tema y tengo garantizado que esta persona se esté enfrentando a una inhabilidación de 10 años (de participar en Campus Party)”, argumentó.
Pero las críticas no quedaron en la conferencia porque en las redes sociales también se difundió una campaña publicitaria de la tienda de tecnología MiPC Comunicaciones dentro de Campus Party ,donde una mujer vestía un vestido blanco, corto y entallado con un código QR en la parte baja, a la altura de los glúteos, donde los usuarios los escaneaban para activar una promoción.
“Resecto al tema de la promoción de la edecán, no es un patrocinador de Campus. La empresa se compró su ticket como campusero e hizo la promoción. Tuvimos conocimiento de la situación y le invitamos a desalojar el evento”, aseguró Raúl Martín, director de Campus Party.
ROBOS Y DROGAS
El comité organizador de Campus Party reconoce que en estos encuentros masivos –la quinta edición reunió a 10,500 campuseros– son frecuentes el robo de carteras, cargadores o incluso equipo de comunicación.
“Estamos teniendo las normales. ¿Cuando vas a Starbucks y te dejas las carteras y el celular y te vas?
Esto es lo normal. Las incidencias que ha habido pues uno que deja el móvil allí y cuando vuelve no está. Son cosas habituales que tienen que ver desde el cuidado de tu precaución”, dijo Fátima Ruiz, directora de Comunicación de Campus Party.
Sin ofrecer dato alguno sobre el número de incidentes registrados en esta edición, la vocera aseguró que “nos encargamos de seguridad del área de camping, seguridad del área de la gente, del resto, tienes que hacerte cargo de tus cosas”.
Pero hay quienes aseguran que hubo incluso la introducción de estupefacientes dentro del baño. Una asistente entrevistada, quien se hizo llamar “Catalina”, dijo que en los baños de mujeres localizados a la entrada de Campus había ocurrido esta situación.
“Fui al baño y había dos niñas que se metieron a un baño y empezaron a platicar. Yo estaba escuchando y decían ‘no pues ahora sí está más difícil conseguirlo, o sea está mucho turista y pues si no tienes como un contacto de confianza no te dan las cosas tan fácil’ y decía que la conseguía en las tienditas de Lázaro Cárdeanas, que ahí sí había mucho pero pues era obvio que estaban hablando de drogas”, dijo.
“Una le dijo ‘ahora sí me costó mucho trabajo conseguirlas pero acá están’. Después me salí y se quedaron ahí. No vi que se las vendieran pero era obvio”, agregó.
El Economista, sin embargo, no encontró más testimonios que dieran fe sobre esta actividad que está prohibida por los estatutos de Campus Party.
Al respecto, Raúl Martín negó que por parte del comité organizador y los elementos de seguridad recibieron algún reporte sobre la introducción, venta o consumo de drogas.
“No, absolutamente no. Tanto alcohol como drogas no están permitido en el evento. No hemos identificado ninguna incidencia de ese tipo pero en el momento, si se diera, esa persona inmediatamente sale del evento”, dijo.
El director de Campus Party México hizo un llamado a que en estos eventos, cualquier incidencia de esta naturaleza sea reportada.
“Esto no es un paraíso, pueden pasar cosas y para eso estamos nosotros para pararlas”, dijo.
Pese a las incidencias y los llamados a una mayor inclusión y equidad de género en el ambiente tecnológico, los organizadores consideraron que la quinta edición de Campus Party fue un éxito. Las cifras oficiales apuntan a que se logró la asistencia de más de 400 inversionistas con un potencial de levantar más de 600 millones de dólares para las startups que participaron en el encuentro y ven con optimismo que estos “hackeos” humanos, metafóricamente hablando, no afectarán la celebración de ediciones futuras.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo