Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Caminos del Mayab Por Martín G. Iglesias ||| La “accidentada” carrera del Oficial Mayor

20

Los desatinos de un político pueden costarle el no quedarse con tal o cual candidatura, se le disciplina dentro de su partido ante la comisión de Honor y Justicia; sin embargo, los desatinos de un funcionario público de primer nivel que quiere ser político, son perjudiciales directamente proporcional al cargo que ocupa.
¿Qué quiero decir? Que dependiendo del puesto que desempeñe el funcionario público, es que sus acciones perjudican o benefician a los que dependen directa o indirectamente de él o ella. Pero en un puesto como el de Oficialía Mayor del gobierno de Quintana Roo, que hoy la tiene prestada Manuel Israel Alamilla Ceballos, la afectación no solo es en el manejo del dinero para la nómina de los más de 20 mil trabajadores del estado, sino también en las compras que se realizan para sostener la operatividad de la administración estatal, donde se manejan millones de pesos.
Le pongo un ejemplo, en septiembre del 2017 estalló el problema de la compra de los uniformes escolares, a tal grado que el secretario de la Contraloría, Rafael del Pozo Delgar, el día 29 de ese mismo mes y año reveló que se realizaron auditorías a Manuel Alamilla Ceballos; la primera tuvo que ver con la denuncia de la asociación civil “Somos Tus Ojos” por el proceso de contratación de la empresa poblana “Comercializadora Adicon SA de CV” encargada de fabricar los más de 200 mil uniformes escolares para las escuelas públicas de Quintana Roo, que se entregarían ese año. En el segundo de los casos, se cuestionó la negativa para aplicar sanciones en contra de la misma empresa por el incumplimiento en la entrega de uniformes escolares por más de 104 millones de pesos. Su falta quedó justificada y no existió sanción para el funcionario.
El otro infortunado “accidente” en el desempeño del Oficial Mayor, es la evidencia que su esposa, Tristana Hernández Villegas también está en la nómina del gobierno del estado, pues trabaja como Directora de Imagen gubernamental, aunque se justifique legalmente que está en otra dependencia, moralmente es reprobable. Además, su hermana Melina Alamilla Ceballos es proveedora del gobierno del estado con su empresa “Illusorium”, lógico, las compras de todas las secretarías se le hacen a ella.
Hoy quiere enfrentarse a la prensa, poner una mordaza, demandar a quienes critican su actuar como funcionario con la arrogancia que lo caracteriza y que lo llevará al suelo. La misma Biblia dice en Proverbios, “antes del quebrantamiento es la soberbia; y antes de la caída la altivez de espíritu”. Póngase a trabajar señor Oficial, porque usted cobra del dinero de los quintanarroenses, sus desaciertos nos salen muy caro.
Existen otros “pecadillos” administrativos del Oficial Mayor, como que al principio del gobierno despidió a personas que realmente necesitaban el trabajo, solo basta escuchar los comentarios sobre Manuel Alamilla Ceballos de esas familias chetumaleñas bien nacidas, se quedaría usted muy sorprendido por los adjetivos calificativos que le etiquetan, todos negativos.

SASCAB
Las y lo diputados de la XV Legislatura aprobaron un punto de acuerdo de obvia y urgente resolución, exhortaron al presidente municipal de Othón P. Blanco, Hernán Pastrana Pastrana para que despida al juez cívico, y cite a comparecer al Director de Seguridad Pública, Osiris de Jesús Ceballos Díaz por el caso de la cantante Adissbel Pupo, quien fuera golpeada salvajemente por su pareja el domingo pasado. También la sociedad civil logró reunir a más de 500 personas en Chetumal para manifestarse y exigir justicia para la cantante de “Forasteros”.
De este caso, falta que los policías estatales también rindan cuentas, o será que están protegidos por el Secretario de Seguridad Pública Estatal, Jesús Alberto Capella Ibarra.

Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy