Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Caminos del Mayab Por Martín G. Iglesias: ¡Hay que escuchar a los mayas!

30

 ¡Hay que escuchar a los mayas!

Los habitantes de la zona maya reclaman atención, no solo de manera física, sino como votantes activos y que les interesa participar en las acciones del gobierno, pues comúnmente se siente con “la bota en el cuello”.

Se quejan en silencio que todos los años los ocupan para hacer acto de presencia en eventos importantes en el estado, como los informes de gobierno, las asunciones de tal o cual gobernador, los aniversarios diversos durante el año, sin que el pueblo reciba retribución; es cierto, a los dignatarios mayas se les apoya mensualmente, pero ya están casados de que el beneficio solo llegue a unas personas.

Con la llegada del gobierno del cambio en 2016, los habitantes de la zona maya se esperanzaron, pues creyeron en el proyecto del ahora gobernador Carlos Joaquín González, a quien precisamente este fin de semana pasado le manda un mensaje: que ya no están dispuestos a seguir con la farsa de la titular del Instituto para el Desarrollo del Pueblo Maya y las Comunidades Indígenas del Estado de Quintana Roo (Inmaya), Delta Amada Moo Arriaga.

La prepotencia de la titular del Inmaya, es conocida también por sus trabajadores, quienes denunciaron ser objeto de maltrato y acoso laboral por parte de Moo Arriaga, quien ha convertido dicha dependencia en centro laboral de sus familiares.

Ante estas arbitrariedades, el domingo próximo pasado, en asamblea los dignatarios mayas de Quintana Roo reafirman su respaldo al general José Isabel Sulub Cimá y, piden la destitución de Delta Moo Arriaga, cuyo accionar generó divisionismo al interior del gremio.

El conflicto comenzó cuando el general Sulub Cimá acudió a nombre del Gran Consejo Maya a la toma de posesión del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador. Tras lo cual, los dignatarios Edilberto Chablé Catzin y Cornelio Puc Jiménez comenzaron a criticar públicamente a quienes habían acudido a este evento, apoyados por la titular del Inmaya. De acuerdo con lo externado con los dignatarios, además de las críticas públicas en medios de comunicación, estas personas comenzaron a levantar firmas para destituir al presidente del Gran Consejo Maya, alentados, según ellos, por la directora del Inmaya, Delta Moo Arriaga, incluso ofreciendo pagos de 200 pesos por firma.

Lo que desconoce Delta Moo es que el cargo de general es vitalicio y la única forma de destituirlo es con una asamblea informada, no con firmas recabadas. Por ello, el propio Sulub Cimá hoy encabezó una asamblea en la que se expulsó a estas dos personas, además de pedirle al gobernador que expulse a la directora del Inmaya, Delta Moo Arriaga, pues “no ha respetado los usos y costumbres bajo los que se rige el Gran Consejo Maya.

SASCAB

Los aspirantes a una candidatura independiente necesitan de la firma de los ciudadanos, en caso de no juntar la cantidad de respaldo que necesitan, pues veremos la lucha por las 15 curules en mano de los partidos políticos. Solo hay que decir que si el ciudadano no participa en los asuntos electorales, luego que no se queje por quiénes los gobiernan.

Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More