Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Caminos del Mayab Por Martín G. Iglesias ||| El gran perdedor de la elección: La Sociedad

31

En los años 90, en Tabasco, el actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador caminaba todos los municipios del estado, cada comunidad recibía al entonces dirigente del recién creado Partido de la Revolución Democrática (PRD), quien en el 94 competiría por la gubernatura y de ahí saltaría a la palestra nacional.

En ese entonces, en sus discursos, Andrés Manuel (como le decían), tenía una frase que convocaba a la reflexión del voto: “si el PRI (Partido Revolucionario Institucional) pone a una vaca como candidato, la vaca gana”. Además de decir que no llegaban al poder los mejores cuadros políticos, sino los más corruptos, los que garantizaban impunidad al gobernante saliente.

En la actualidad, en Quintana Roo, parece que sucede lo mismo en el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que dicho sea de paso parece el “nuevo PRI”, no solo porque ahí están refugiados personajes colosistas, madracistas, zedillistas, salinistas y peñistas, sino porque los tránsfugas del tricolor fueron postulados como candidatos y candidatas a una diputación local.

El domingo 2 de junio, se cumplió la máxima del ahora Presidente de México, pero versión Morena, “si Morena postula una vaca a un cargo de elección popular, seguro gana la vaca”. Llegan personajes impresentables como Hernán Villatoro Barrios del Distrito 2; Tyara Schleske de Ariño, quien se reelige en el Distrito 4 a pesar de su poca asistencia a legislar; Erika Castillo Acosta del Distrito 6, quien sale del PRI; Gustavo Miranda García del Distrito 8, que engañó a la ciudadanía al quedarse con la candidatura independiente y luego saltar a Morena; Euterpe Alicia Gutiérrez Balasis que es del grupo de los Dzul Caamal y ahora aliada del gobernador; y Roberto Erales Jiménez, operador político del PRI desde hace décadas.

En ese contexto, la sociedad fue la que perdió representatividad, pues solo el 22 por ciento de los integrantes de la lista nominal salieron a las urnas; pero como ese porcentaje se dividió entre las alianzas “juntos haremos historia por Quintana Roo” y “Orden y desarrollo por Quintana Roo”, los nuevos empleados del pueblo (los que ganaron la elección), solo llegan con un 7% de aprobación de los votantes, así que no tienen nada qué celebrar.

Les corresponde pues demostrar con su trabajo lo que realmente quieren hacer por Quintana Roo; solo hay que dejar apuntado que ya se hacen apuestas por quiénes se venderán al mejor postor para aprobar o no leyes a modo. Para nadie es un secreto que quien traiciona una vez, puede traicionar dos veces, y ese es el caso de los arriba mencionados.

Perdimos la oportunidad de democratizar la próxima legislatura; perdimos la capacidad para ser un acicate a la administración pública, tanto estatal como municipal; para poder exigir cuentas en la administración de justicia por medio del Tribunal Superior de Justicia del Estado; perdimos la oportunidad de llevar a independientes a una curul, por estar casado con una partidocracia emergente como lo es Morena.

SASCAB

En las mesas de análisis político de muchos cafés a lo largo y ancho de Quintana Roo, ya se futurea sobre quiénes serán los que busquen una candidatura a la gubernatura en el 2022. Por el PRI mencionan a Pedro Joaquín Delbouis y Carlos González Blanco. Por Morena la lista es más amplia, pues se comenta que la senadora Marybel Villegas Canché no quita el dedo del renglón, posición que podría disputarle Mara Lezama Espinosa y Arturo Abreu Marín; en caso de que se dé la alianza con el PVEM, la que se perfila es Laura Fernández Piña y Jorge Emilio González Martínez. El PAN tendría dos aspirantes mujeres, la senadora Mayuli Martínez Simón y la virtual diputada local, María Cristina Torres Gómez. De los demás, no vale la pena hablar.

Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More