Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Caminos del Mayab Por Martín G. Iglesias ||| Consejos de Maquiavelo para los gobernantes de Q.Roo

31

A pesar de que pasan los siglos, el libro “El Príncipe” al que se le atribuye la autoría a Nicolás Maquiavelo (1469-1527), continúa vigente, de hecho, se realizan diferentes ediciones aplicadas a temas específicos como la política, la economía, la administración pública, el deporte, etc.

Hoy quiero tomar algunos fragmentos de este libro para compartirlo con todos aquellos que gobiernan en el estado y los municipios; aquellos que tienen alguna responsabilidad pública como los legisladores y los magistrados del Poder Judicial, porque parece que no encuentran el camino para avanzar.

Dice Maquiavelo que “al príncipe le es necesario tener al pueblo de su parte, porque, si no, no tendrá remedio en las adversidades”. Esto quiere decir que a los gobernados los tienen que tratar con decoro, con respeto y con verdad, pues no es correcto que se engañe al pueblo con promesas que no serán cumplidas, al hacer esto, lógicamente se tendrá al pueblo de parte de quien gobierna. El extremo es cuando el mismo pueblo te repudia.

“La mejor fortaleza de un príncipe es la de no ser odiado por el pueblo. Porque, por muchas fortalezas que tengas, si el pueblo te odia, no te salvarán”. Cuando llegó el gobierno del cambio hubo mucha expectativa por parte de los quintanarroenses, pero ahora es una decepción total. Todavía recuerdo que las transmisiones que el área de la Coordinación General de Comunicación Social hacía, éstas tenían una audiencia de 300 o más personas conectadas, hoy a duras penas logran llegar a las 30 “en vivo”, eso debe ser una señal de que al pueblo ya no le interesan las palabras, sino los hechos. En las elecciones pasadas se demostró qué tanto quiere el pueblo al gobierno del cambio.

Pareciera que esta recomendación de Maquiavelo, “El príncipe se asegura en gran medida evitando ser odiado o despreciado y manteniendo al pueblo satisfecho”, ya fue olvidada por los gobernantes en Quintana Roo, pues hay presidentes y presidentas municipales que se empeñan en ser odiados por el pueblo, no hablemos de los diputados que se prestan a las corruptelas del poder Ejecutivo, para aprobar leyes que perjudican a los generadores de empleos y a la ciudadanía en general.

“Los príncipes deben hacer que otros ejecuten las disposiciones impopulares, y ejecutar ellos mismos las disposiciones favorables a los súbditos”. Señor y señora gobernante, no tiene que hacerlo todo usted, para eso tiene subordinados, para que ejecuten sus órdenes. No debe ganarse el repudio del pueblo, deje que los secretarios, los directores o los jefes de departamento ejecuten aquellas tareas que no abonarán a la buena fama de la que goza.

Creo que los gobernantes anteriores no observaron esta máxima, “Todo esto deber hacer un príncipe sabio: no estar ocioso en tiempos de paz, sino antes bien con ingenio conseguir un capital del que pueda echar mano en la adversidad, para que, si cambia la fortuna, lo encuentre preparado para resistirla”.

Y por hoy, he aquí “el talón de Aquiles” de estos gobernantes en Quintana Roo; “Si ves que un ministro piensa más en sí mismo que en ti y que en todas las acciones busca su propio provecho, jamás será un buen ministro”. Esto quiere decir que los secretarios de estado o los directores de Ayuntamientos que todo el tiempo están adulando al gobernador o a la o el presidente municipal, pues habría que ponerlos en una balanza, porque el resultado y los hechos no se miden con la lengua, sino con los resultados positivos que dan en la responsabilidad que se le encomendó.

SASCAB

Los diputados panistas que buscan la reelección debieron pensar en ello desde el día uno que tomaron la curul, porque para Fernando Lavín Zelaya Espinosa y Jesús Alberto Zetina Tejero ya es muy tarde. El primero tiene un gran problema con todos los transportistas del estado, pues su propuesta de la Ley de Movilidad y el Instituto de Movilidad no ha podido cuajar, se hizo agua y hoy es una verdadera anarquía el transporte público, ni siquiera el reglamento para aplicar la ley tienen. En cuanto al segundo, pues no ha contribuido en nada para combatir el problema de inseguridad en el estado, y eso que es el presidente de la Comisión de Seguridad Pública y Protección Civil en la Legislatura. Ahora hay que desnudar políticamente a todos aquellos que aspiren a un cargo.

Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy