Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Cambia el tono de la gira de AMLO a Yucatán: lo recibe un rosario de quejas

Con lluvia de quejas reciben al Presidente

29

A diferencia de su anterior visita a Yucatán, el 20 de septiembre pasado, ayer la bienvenida al presidente Andrés Manuel López Obrador se caracterizó por una andanada de quejas y protestas de maestros, trabajadores del sector salud, pescadores y ejidatarios, entre otros, a quienes el mandatario nacional ofreció atenderlos entre ayer y hoy en Tekax, Valladolid y Temozón.

También a diferencia de la visita anterior, esta vez no acudió a recibirlo el gobernador Mauricio Vila Dosal.

La recepción en el Aeropuerto Internacional de Mérida estuvo a cargo de Héctor Navarrete Muñoz, director regional de Grupo Asur.

El jefe de la Nación llegó en el vuelo comercial 533 de Aeroméxico, cuyo arribo estaba previsto a las 12:30 y se adelantó 15 minutos.

En esta ocasión solo lo acompañaba su secretario personal y reporteros de medios nacionales.

Desde una hora antes de su arribó, en la sala de espera se reunieron maestros jubilados y pensionados que protestan contra el Isstey y el gobernador por descuentos que no les aclaran.

Te puede interesar: En vuelo a Mérida, piloto pide a AMLO construir aeropuerto en Texcoco
También había trabajadores de la Secretaría de Salud, del área de Vectores, que quejan por tener un sueldo de $1,800 a la quincena y no recibir prestaciones.

Igual se reunieron pescadores que dijeron que el delegado está desaparecido y no les da la cara, y ejidatarios que piden pagos justos por sus tierras.

Cuando salía de la sala de equipajes López Obrador fue abordado por una pasajera, quien dijo que es de un colegio de psicólogos y le hizo la siguiente pregunta: “Señor Presidente, quiero saber cómo está la economía aquí”.

Entonces el primer mandatario jaló del brazo a Navarrete Muñoz y le dijo a la pasajera: “Él es economista, es experto, él le va a responder”.

Para sacar del apuro al Presidente, y como único representante del Estado en la recepción, el director del aeropuerto dijo que esta terminal aérea mantiene un crecimiento sostenido del 13.59 por ciento respecto al año anterior, este año ya recibieron unos 2.300,000 pasajeros, esperan cerrar el año con más de dos millones y medio, y están invirtiendo 300 millones de pesos en el remozamiento y ampliación del aeropuerto.

Al entrar a la sala de espera, López Obrador se encontró primero con un bloque de reporteros, camarógrafos y fotógrafos locales que entre empujones, codazos y pisotones trataban de entrevistarlo, pero no respondió a las preguntas que le hacían.

Luego los reporteros quedaron en medio del Presidente y los grupos de inconformes, que acudieron a protestar y pedir la intervención del jefe de la Nación para resolver sus problemas con el gobierno del Estado, la Secretaría de Salud, el sector pesquero y compradores de tierras.

En septiembre pasado el Presidente fue recibido en el aeropuerto por el gobernador y numerosos habitantes de Yucatán, en medio de porras para el visitante y para el propio Vila Dosal, además de numerosas peticiones que le entregaron en escritos, sobres y carpetas.

En esta ocasión, el recibimiento fue en medio de protestas contra el gobernador, de quien gritaban: “Vila es un vil”, “Nos robó el dinero”, “Queremos justicia los ejidatarios de Cinco Colonias”, “Los pescadores necesitamos su apoyo”, “En Pesca el subdelegado está fugado”…

Y portaban cartulinas con mensajes contra el gobernador; la directora del Isstey, María Isabel Rodríguez Heredia; Joaquín Díaz Mena, responsable de las delegaciones federales en Yucatán, y otros funcionarios.

Por un momento el Presidente se detuvo a mitad de la sala de espera para escuchar a los jubilados, pidiéndoles que dos de ellos fueran hoy temprano a Temozón. Una de ellas sería Laura Gómez Escoffié. “Yo las voy a escuchar y allá estará el gobernador para verlo”, les dijo el mandatario.

Antes de abordar su camioneta, junto con Joaquín Díaz Mena, que lo trasladaría a Tekax, donde fue su primer evento público, el Presidente expresó: “Me siento bien, siempre que llego a Yucatán me siento al 100”.

“Me siento bien”

Antes de abordar su camioneta, junto con Joaquín Díaz Mena, responsable de las delegaciones federales en Yucatán, que lo trasladaría a Tekax, donde ayer fue su primer evento público, el Presidente expresó: “Me siento bien, siempre que llego a Yucatán me siento al 100”.

Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More