Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Cabildo aprueba “a ciegas y en fast track” PDU de Puerto Morelos

50

A ciegas y en fast track, el ayuntamiento de Puerto Morelos, en sesión de Cabildo, aprobó hoy la actualización del Programa de Desarrollo Urbano (PDU), sin aclarar si se trata de la versión original, objetada por la comunidad científica y la sociedad civil organizada que residen en esa demarcación o si el instrumento de planeación urbano fue reajustado con base en lo establecido por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Diversas agrupaciones civiles y especialistas de la academia y la ciencia, han mantenido desde el 2020, fuertes cuestionamientos en torno al proceso de actualización del PDU, del anteproyecto elaborado y de la consulta pública hecha, debido a que el Programa propuesto rompe con la identidad y vocación ecológica de bajo impacto del sitio, estableciendo altas densidades, ubicando viviendas sobre zonas inundables y obras que pasan sobre manglares y ponen en riesgo las selvas y los arrecifes de coral.

La convocatoria para celebrar la sesión de Cabildo, se realizó anoche, a las 19 horas, sin precisar el orden del día ni los acuerdos. El precabildeo se agendó a las 7 horas de este jueves.

El Palacio municipal fue sitiado por elementos de Seguridad Pública y no se permitió el ingreso de nadie ajeno a la votación, excepto abogados y funcionarios, de acuerdo con la regidora Yazmín del Carmen Vivas, quien relató que, en 20 minutos, el director de Desarrollo Urbano, Rolando Melo Novelo, comentó que se modificaron densidades, habló de la construcción de una nueva planta de tratamiento y entró en generalidades sin siquiera mostrar o entregar cómo quedó el PDU.

La sesión de Cabildo, programada para las 8 horas, se adelantó y así, a ciegas y sin conocer, ni analizar el instrumento de planeación urbana que regirá el crecimiento del poblado en los próximos 10 años, se votó a favor, con la excepción de Vivas Medina y del segundo regidor Francisco Mendoza Reyna, quien se ausentó.

“Argumentaron que se hizo la consulta pública, pero nunca nos mostraron si se incorporaron o no las observaciones que realizaron los ciudadanos; no sabemos qué se incorporó o se modificó.

“Sobre el oficio de la Semarnat, dijeron que era una simple recomendación y que no estaban obligados a acatarla o a responder. Con la salida del anterior secretario de Desarrollo Urbano (Tirso Esquivel), nosotros solicitamos una reunión con el nuevo secretario, pero siempre se negó”, relató la octava concejal.

Esquivel fue cesado del cargo por la alcaldesa, luego de que solicitara ampliar el plazo de la consulta pública.

Las observaciones oficiales, hechas por la Semarnat, advertían que el anteproyecto de PDU violentaba leyes federales y estatales en materia ambiental y urbana, así como convenios que buscan brindar certeza jurídica a núcleos agrarios, por lo que solicitó reajustarlo para que pudiese ser validado y reconocido.

Aquel anteproyecto proponía aumentar la densidad de hoteles hasta 200 cuartos por hectárea e incrementar la altura de los edificios hasta 10 y 20 niveles; autorizaba pasar de 60 viviendas por hectárea con cuatro niveles, hasta 500 viviendas con 20 niveles en zonas urbanas.

También permitía devastar el manglar para poder construir un puente que atraviesa manglares para conectar el puerto con un centro logístico de manejo de carga y una estación para el Tren Maya, por ejemplo.

La regidora reiteró que ella y sus pares desconoce qué de eso y de todo el anteproyecto se mantuvo y qué fue eliminado o reajustado. Tampoco el instrumento se ha puesto a disposición de la comunidad, para efectos de transparencia.

En contraste, la versión difundida por el gobierno municipal defiende que el PDU aprobado “es un instrumento de planeación moderno, incluyente y sustentable, que cumple con todos los lineamientos federales y estatales”, en palabas de la edil, Laura Fernández, quien llegó al cargo y se reeligió por el Partido Verde (PVEM)

“Tenemos un PDU que brindará certeza a los inversionistas en un momento crucial que vivimos a causa de la crisis generada por la pandemia de Covid-19, lo que impulsará la reactivación económica del municipio, generando fuentes de empleo y bienestar para las familias”, insistió.

La munícipe señaló que el no contar con un PDU actualizado supuso la pérdida de inversiones ante la incertidumbre jurídica.

“No había autoridad jurídica para poner orden en el desarrollo, al no haber un PDU contemporáneo, lo cual fomentaba un crecimiento desordenado.

“Hoy nuestro PDU del Centro de Población de Puerto Morelos, está ajustado a los resultados del Censo Nacional de Población y Vivienda 2020 y responde a las dinámicas urbanas existentes”, defendió.

En tanto, el secretario de Desarrollo Urbana, Rolando Melo Novelo, recordó que el PDU de Puerto Morelos es el primer instrumento de planeación urbana de esta demarcación, luego de su separación de Cancún.

“El Programa se formuló conforme a lo establecido en la Ley de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano del estado, guarda congruencia con el marco de planeación federal y estatal, y considera y compatibiliza los criterios en materia de regulación ambiental de los asentamientos humanos conforme a la legislación ambiental en la materia”, aseguró.

Rolando Melo -quien como secretario de Desarrollo Urbano, dejó una amarga huella en Cancún, emitiendo licencias de construcción para proyectos sobredensificados- dijo que, derivado de las sugerencias, recomendaciones y observaciones recibidas durante el proceso de consulta pública, el PDU “se enriqueció y se mejoró”.

Por separado, el director del Instituto Municipal de Planeación (Implan), Víctor Aragón Madrigal, detalló que el instrumento etiqueta diferentes zonas para albergar equipamiento como un hospital, plantas de tratamiento de aguas residuales, parques urbanos, ecológicos, deportivos e infantiles, equipamiento educativo y de cultura por mencionar algunos.

“De igual manera, el PDU promueve la utilización de infraestructura verde en los desarrollos, edificaciones y espacios públicos, como suelo de conservación, muros y azoteas verdes, pasos superiores o inferiores para fauna, captación de agua pluvial, pozos de absorción y generación de energía eléctrica alternativa a combustibles fósiles”, mencionó.

La regidora por el PVEM, Ludivina Menchaca Castellanos, destacó que se atendieron las recomendaciones y se solventaron las observaciones realizadas durante el proceso de Consulta Pública y aseveró que todos los regidores tuvieron acceso a la información contenida en el documento.

Su par, Yazmín Vivas, sostuvo que las declaraciones “son palabras” y que en los hechos, no pudieron consultar el documento y anticipó que junto con el también regidor Francisco Mendoza se promoverán amparos.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo