Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Boris Johnson renunció como primer ministro del Reino Unido

50

Boris Johnson renunció el jueves como primer ministro del Reino Unido, después de tres tumultuosos años en el cargo marcados por el Brexit, el covid y los crecientes escándalos.

“Es claramente la voluntad del partido conservador parlamentario que debe haber un nuevo líder de ese partido y, por lo tanto, un nuevo primer ministro”, dijo Johnson en una declaración al país frente al número 10 de Downing Street. El proceso para elegir un nuevo líder, agregó, “tiene que empezar ahora”.

Johnson, de 58 años, anunció que dejaría el cargo después de una serie de renuncias de su equipo principal en protesta por su liderazgo, pero permanecería como primer ministro hasta que se encuentre un reemplazo.

El premier dijo que se sentía “inmensamente orgulloso” por los logros de su Gobierno, como el Brexit, la crisis de la pandemia y hacer frente a la agresión rusa en Ucrania.

El cronograma para una carrera por el liderazgo Tory se anunciará la próxima semana, dijo, después de tres años tumultuosos en el cargo definidos por el Brexit, la pandemia de covid y la controversia constante sobre su reputación de mentiroso.

La elección de liderazgo se llevará a cabo durante el verano y el vencedor reemplazará a Johnson en la conferencia anual del partido a principios de octubre, informaron la BBC y otros medios.

Johnson dijo que estaba “triste por renunciar al mejor trabajo del mundo” y justificó seguir luchando en las últimas horas para cumplir el mandato que ganó en las elecciones generales de diciembre de 2019.

“Sentía que era mi trabajo, mi deber, mi obligación seguir lo que comenzamos en 2020″, dijo.En las frenéticas horas previas al anuncio de Johnson, el líder laborista de la oposición, Keir Starmer, dio la bienvenida a su inminente partida.

Pero Starmer dijo que se necesitaba “un cambio de gobierno adecuado” y exigió una moción de censura en el parlamento, lo que podría desencadenar una elección general, en lugar de que Johnson “se aferrara durante meses y meses”.

Incluso mientras miraba la salida, Johnson trató el jueves de estabilizar el barco con varios nombramientos para reemplazar a los miembros del gabinete que se fueron.

Incluían a Greg Clark, un archienemigo que se opone al divorcio de Gran Bretaña de la Unión Europea, que Johnson había defendido.

Johnson se había aferrado al poder a pesar de una ola de más de 50 renuncias del gobierno, y expresó su desafío el miércoles por la noche.

Pero la salida el jueves de la ministra de Educación, Michelle Donelan, y la petición de dimisión del ministro de Finanzas, Nadhim Zahawi, en sus puestos solo durante dos días, parecieron inclinar la balanza junto con advertencias de una nueva moción de censura por parte de los parlamentarios conservadores.

“Punto de no retorno”

El ministro de Defensa, Ben Wallace, y Rishi Sunak, cuya salida como ministro de Finanzas el martes provocó el éxodo del resto de los ministros, se encontraban entre los primeros candidatos para suceder a Johnson, según una encuesta de YouGov entre miembros del partido conservador.

Esos miembros decidirán el nuevo líder una vez que los parlamentarios Tory hayan reducido a los contendientes a dos finalistas.

El ministro de Irlanda del Norte, Brandon Lewis, inició los frenéticos eventos del jueves, convirtiéndose en el cuarto ministro del gabinete en renunciar y escribiendo que Johnson había “pasado el punto de no retorno”.

Johnson respondió desafiante el miércoles por la noche a los llamados de sus leales y colegas del gabinete para que renunciara al despedir al ministro Michael Gove, y una fuente de Downing Street dijo a los medios que su ex principal aliado del Brexit era una “serpiente”.

El periódico The Sun dijo que Johnson les había dicho a sus colegas que tendrían que “mancharse sus manos de sangre” para expulsarlo de su cargo, pero los eventos del jueves lo forzaron.

Las renuncias impactantes de Sunak y el secretario de Salud, Sajid Javid, el martes por la noche desencadenaron una cadena de otros.

Renunciaron después de que Johnson se disculpó por su nombramiento en febrero del diputado conservador Chris Pincher como jefe adjunto.

Pincher se vio obligado a dimitir tras las acusaciones de que manoseó a dos hombres en estado de ebriedad.

Días de explicaciones cambiantes siguieron a la renuncia, antes de que Downing Street finalmente admitiera que Johnson sabía sobre el comportamiento de Pincher desde 2019.

Los críticos conservadores dijeron que el asunto Pincher había llevado a muchos al límite, enojados por tener que defender lo que vieron como más mentiras de Johnson sobre su nombramiento de lo que Starmer llamó un “depredador sexual”.

Johnson fue confrontado por miembros de su gabinete el miércoles cuando regresaba a Downing Street después de un largo interrogatorio por parte de un comité parlamentario.

Se dijo que la delegación incluía a la ministra del Interior de línea dura, Priti Patel.

Los comentarios están cerrados.