Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Aumenta inseguridad en Quintana Roo; dos asesinatos por robo

54

Una comerciante de 90 años de edad fue asesinada cuando se encontraba en su domicilio, en la colonia Centro de esta ciudad. Su cuerpo que fue hallado la mañana de hoy con diversas heridas en el cuerpo producidas con arma blanca, al parecer un cuchillo.

La policía presume que el móvil del crimen fue el robo, enfocándose en una trabajadora de la ahora occisa, que es la principal sospechosa del asesinato, la cual es buscada por la Policía Ministerial para el deslinde de responsabilidades.

Y es que hoy alrededor de las 08:30 horas, una empleada llegó a abrir el negocio denominado La Barracuda, en la calle Mahatma Gandhi en cruce con avenida Héroes, en la colonia Centro.

Al entrar, encontró todo en orden dentro de la tienda, sin embargo, como vio que casi daban a las 9:00 horas y su patrona Bertha M.M.R., de 90 años, aún no salía de su cuarto pegado al negocio, decidió abrir la puerta que da a la habitación y fue cuando encontró a la comerciante tirada en el suelo, en medio de un charco de sangre.

Por lo que la empleada inmediatamente reportó los hechos al número de emergencias. Elementos de la Policía Municipal Preventiva y paramédicos de la Cruz Roja no tardaron en arribar al lugar, siendo los últimos los que corroboraron que la mujer ya estaba muerta.

De inmediato se procedió a dar parte a las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y más tarde llegaron al lugar peritos criminalísticos de la Dirección de Servicios Periciales de la dependencia, quienes de inmediato acordonaron el área para que nadie entrara a la casa.

Asimismo, la policía cerró el tramo de la calle Mahatma Gandhi, donde se ubica la casa en que fue encontrado el cuerpo de la mujer de 90 años de edad, mientras los peritos inspeccionaban el cadáver.

Después de que los peritos examinaron el cuerpo y todos los rincones de la casa, finalmente levantaron el cadáver y lo subieron a un vehículo de la PGJE el cual lo llevó a las instalaciones del Servicio Médico Forense para la necropsia de rigor.

La ahora occisa presentaba múltiples heridas cortantes en el hombro y brazo derecho, así como en la región escapular derecha, en cuello, la oreja derecha, y en el dorso de la nariz.

Según datos preliminares, la comerciante falleció por shock hemorrágico hipovolémico consecutivo a lesiones cortantes profundas en cuello.

De acuerdo a las primeras investigaciones, la comerciante recientemente contrató a una nueva trabajadora doméstica, de alrededor de 30 años de edad, y es la principal sospechosa del crimen, por lo que ahora es buscada por los agentes de la Policía Ministerial para el deslinde de responsabilidades.

Además, la línea de investigación del hecho es hasta el momento el robo, toda vez que en el interior del cuarto de la mujer la policía encontró varios objetos en desorden.

Se presume que el o los presuntos responsables del asesinato se llevaron dinero de la casa, aunque hasta el momento no se sabe el monto.

Abogada asesinada

 

Este caso es un reflejo de la grave inseguridad que impera en esta capital del Estado, pues en el año 2014 la abogada María Elena Pérez Huerta también fue asesinada en forma similar. El responsable de la muerte de esta persona ya fue condenado a 49 años de cárcel.

Como se recordará, el pasado 26 de julio del año 2014, la abogada María Elena Pérez Huerta fue golpeada de forma brutal por un solitario ladrón cuando se encontraba en su domicilio, en la colonia Payo Obispo de esta ciudad.

Ese día, paramédicos de la Unidad de Respuesta a Emergencias Médicas (UREM) acudieron al domicilio de la profesionista, en la avenida Javier Rojo Gómez con Retorno 18 de dicha colonia, quienes le brindaron los auxilios médicos, pues se encontraba gravemente lesionada.

Fue llevada a la clínica del IMSS en donde le practicaron una tomografía rápida, en la que los médicos pudieron determinar el grave estado físico de la mujer, ya que le detectaron traumatismo craneoencefálico severo, acompañado de fractura en la región parietal que se extendió al temporal izquierdo, además de edema y hemorragia cerebral interna.

Por lo que la mujer fue llevada de inmediato a un nosocomio de la ciudad de Mérida, Yucatán, para que fuese intervenida quirúrgicamente de las graves lesiones que presentaba, con la intención de salvarle la vida, pero tres días después dejó de existir.

El presunto responsable de este crimen, que responde al nombre de David de Jesús Cocom Ramírez (a) “Sandía”, ya fue condenado a 49 años de prisión.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo