Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Asola ‘El Chueco’ Sierra Tarahumara

21

José Noriel Portillo, «El Chueco», señalado como responsable del asesinato y robo de los cuerpos de dos jesuitas en una iglesia de la Sierra Tarahumara, es líder de un grupo criminal que controla las actividades ilícitas en esa región y está vinculado al Cártel de Sinaloa.

Es buscado por las autoridades estatales y federales por lo menos desde 2017, después de que, según las indagatorias, ordenó un ataque a las instalaciones de la Agencia Estatal de Investigaciones en el Municipio de Urique, con saldo de un elemento lesionado.

Reportes indican que «El Chueco» tiene alrededor de 30 años, es originario de Urique, Chihuahua, y tiene su zona de operaciones en comunidades del corazón de la Tarahumara como San Rafael, Ciénega de Trejo, Guadalupe Coronado, Mesa de Arturo, Cerocahui y Bahuichivo.

«El Chueco» lidera una célula de más de una veintena de personas que no sólo controlan la siembra y trasiego de drogas en la región, sino que asolan a la población con agresiones y homicidios.

De acuerdo con investigaciones de las autoridades de Chihuahua, «El Chueco» y su gente responden al grupo delictivo de «Los Salazar», un grupo criminal asociado al Cártel de Sinaloa que opera desde la década de los 90.

Portillo es lugarteniente de «Los Salazar» desde hace varios años. Medios locales han reportado que los hermanos de «El Chueco», identificados como Leonardo, «El Cinco», y Gilberto, «El Shakira», también forman parte de la estructura criminal y operan principalmente en la comunidad de Cerocahui, localidad donde fueron matados los jesuitas.

Aunque ya se tenían reportes de sus actividades ilícitas, en 2017, «El Chueco» se puso en la mira de las autoridades, tanto locales, como federales, después de un ataque armado a la sede de la Agencia Estatal de Investigaciones en Urique.

«Las investigaciones lograron identificar al responsable como como Noriel P. G. alias «El Chueco», líder de un grupo criminal que opera en esa región, sujeto que se encuentra sustraído de la acción de la justicia», indicó entonces la Fiscalía del Estado.

También fue identificado oficialmente como responsable del asesinato del profesor estadounidense originario de Carolina del Norte, Patrick Braxton-Andrew, ocurrido el 28 de octubre de 2018 en el lugar conocido como La Playita, en Urique.

En su momento, se informó que el maestro de español, fue ejecutado porque «El Chueco» lo confundió con un agente de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés).

Al año siguiente, «El Chueco» fue responsabilizado de haber ordenado el secuestro y homicidio del activista Cruz Soto Caraveo, integrante del Colectivo de Familias Desplazadas Forzadamente de la Sierra Tarahumara.

Soto fue encontrado sin vida el 19 de octubre de 2019, a seis días de que fue denunciada su desaparición en la comunidad de Los Llanos, Municipio de Guazapares, tras haber asistido a una reunión con autoridades locales.

Este individuo también podría estar relacionado con la desaparición de tres comerciantes zacatecanos que fueron vistos por última vez el 31 de octubre de 2019 en el poblado de San Rafael.

Los comentarios están cerrados.