Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Así nos Vemos ||| La Isla está Herida ||| Edgar Pérez

47
Mal empieza la semana al que ahorcan en lunes dice un refrán popular, esto viene como anillo al dedo con el tremendo incendio que se suscitó en el centro de Isla Mujeres.
Empezaba la mañana, pasaditas las 10 horas cuando en el restaurant Mocambo se detecta un conato de incendio en el área de cocina, no se pudo controlar y la palapa hecha con techo de zacate inmediatamente fue invadida por el fuego, las lenguas de humo se extendían con muchos metros de altura, la brisa marina fue cómplice y el material es altamente combustible.
Se paralizó el tráfico en la principal avenida la Rueda Medina, en el mero centro de la Isla, los voluntarios, empleados, curiosos y otros se arremolinaron y empezaron una labor titánica de tratar de controlar el fuego, cubetas de agua surgían, hubo una persona que subió al techo para tratar de evitar que se pasara a la palapa contigua, restaurant Miramar, luego Pikus, esfuerzo en vano, ya que la rapidez del fuego, inmediatamente se propagó y así sucesivamente fueron invadidos 7, 8, 9 y 10 negocios.
Perdidas millonarias no solo en infraestructura sino en mobiliario y equipo. Después de un año de pérdidas por la Pandemia, por el cierre varios meses de los locales, por el desempleo de los empleados, por la falta de ingresos y pérdidas económicas para los propietarios, por el pago de impuestos, contribuciones, rentas y salarios.
La desgracia se consumó en cuestión de minutos, el colorido de la avenida, lo bonito de las construcciones, lo atractivo de los locales, la felicidad de los empleados por contar con trabajo, de los empresarios por empezar a levantarse, todo, todo se vino abajo. El heroico cuerpo de bomberos cuando llegó no se dio abasto, no cuentan con equipo especializado, la marina apoyó con pipas de agua y elementos pero el fuego es traidor y cobarde, no se amilanó, no tuvo ningún miramiento y se fue comiendo Palapas y comercios.
Ahora la hermosa Avenida luce desolada en ese largo tramo, su rostro está feo por la conflagración, cenizas, palos quemados, mobiliario, los olores, todo, se quemó y se perdió. La mañana aún apenas despegaba, los trabajadores se disponían a limpiar sus centros de trabajo cuando el ruido, los gritos, la desesperación de la gente, hizo presa del pánico por la situación de impotencia para tratar de combatir el fuego.
Se avecinan tiempos difíciles, de incertidumbre, de oscuridad para los empresarios y empleados, la calle es su futuro por varios meses, mientras se reponen y reconstruyen todo lo dañado. Surge la interrogante, donde esta la Secretaria de Turismo que debería tener recursos y apoyos para estos casos? Donde esta el respaldo del fondo turístico para reponer con prontitud estos negocios? Deberían tener líneas de crédito preferenciales para mitigar estas pérdidas? Donde están los sindicatos para apoyar con algo de recursos a los trabajadores?…
Los bomberos requieren mejores condiciones para su trabajo, no sería una buena iniciativa que los candidatos en lugar de gastar tanto en sus campañas, donen la mitad de sus presupuestos para adquirir equipo adecuado y actualizar el servicio que ofertan los bomberos? Ese sí sería un servicio social y no regalar gorras, playeras, engomados que solo sus oledores portan..
Pero, también donde está la solidaridad de los candidatos a Presidentes Municipales y de los Diputados Federales, principalmente Juan Carrillo que no solo dirigió los destinos de la Isla sino que quiere continuar con sus aspiraciones. Que comparta con ellos un poco de lo que arañó, de lo que se llevó, de lo que generosamente los isleños le “obsequiaron”. No sé vale que los candidatos solo ofrezcan y no cumplan, solo promesas y no realidades.
Dentro de todo lo malo hay que reconocer que no hubo perdidas humanas que lamentar, a la hora del incendio no habían muchos comensales, la vida activa apenas iniciaba, sino imagínese la locura, la desesperación por ponerse a salvo ya que las Palapas al arder se van desplomando zacates, palos, ventiladores y demás.
La solidaridad de los isleños debe notarse, siempre han sido un pueblo unido, una isla de parientes y conocidos, un pedacito de tierra de concordia que ahora necesita que esos calificativos se traduzcan en verdaderas historias de vida, de respaldo, de apoyo. Ojalá la autoridad municipal o sea Juan Carrillo ya que todo mundo sabe que es el amo y señor detrás del trono, se sensibilize y construya con todas las fuerzas vivas, un enorme frente de apoyo para la recuperación de esos centros de trabajo.
Hay trabajo para la autoridades, ahora es cuando se requiere que aparezcan y no se guarden, que asuman su papel y gestionen apoyos, créditos blandos para ayudar al restablecimiento. La actividad turística sufrió un serio golpe y Marisol Vanegas la Secretaria de Turismo debe dejar de dormir y ponerse a trabajar, ya le gustó viajar y no hacer nada, solo declarar estadísticas, ahora la situación amerita su intervención de manera rápida y eficaz, ya basta de funcionarios negligentes que ven trabajo y se guardan.
Isla Mujeres necesita respaldo no misericordia, necesita levantarse y no con paliativos sino con proyectos completos e integrales, no se vale ser luz hacia afuera y oscuridad en la casa. Hay que facilitarles todos los trámites a los afectados, hay que ayudarlos para salir adelante y mientras más rápido mejor para todos, no lo cree usted así?…
Mejor seguiré caminando y escuchando a Silvio Rodríguez “si me dijeran pide un deseo, preferiría un rabo de nube, que se llevara lo feo y nos dejará el querube, un barredor de tristezas, un aguacero en venganza que cuando escampe, parezca nuestra venganza”….

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo