Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Asestaron estocada final a la mafia agraria en Puerto Morelos

La Redacción

258

PUERTO MORELOS, QUINTANA ROO.- La compleja estrategia paralegal tendiente a despojar al Ejido de Puerto Morelos de 900 hectáreas a cargo del grupo denominado “La Mafia Agraria”, por sí misma se ha abolido, el argumento, el más simple posible: “incumplimiento de contrato”.

La estrategia que supuso un contrato del Ejido con la empresa denominada Instituto de Capacitación y Asesoría Integral de México S.C.P.; el mismo que se estableció de forma irregular, es ahora combatido a través de una demanda legal número 254/2021 denominada: Juicio de Interpelación o Notificación Judicial que se presentó el pasado 9 de septiembre ante el Tribunal Superior de Justicia del Estado de Quintana Roo.

La notificación es relativa a la Rescisión del Contrato de Prestación de Servicios Profesionales, firmado entre el Ejido de Puerto Morelos y la Persona Moral en cita, de fecha 27 del mes de Agosto del 2008, junto con el convenio modificatorio, de fecha 23 de septiembre de 2011.

¿Simple?, contundente en todo caso, pues mientras la Mafia Agraria operaba el registro de una centena de nuevos “avecindados”, quienes en todo caso son los clientes de la Mafia Agraria en pos de adquirir los terrenos resultado del despojo, además de operar amenazas y violencia selectiva, manipulación de asambleas y demás argucias para lograr el cometido, el tiempo transcurrió y los plazos fenecieron.

El argumento central es: toda vez que, los prestadores de servicio, no cumplieron con las obligaciones señaladas en las cláusulas; primera, incisos A, B, C, D, E y último párrafo, de la segunda, incisos, A, B, de la sexta; de la novena, de la décima, del contrato, se exime al Ejido de Puerto Morelos, a cumplir con las cláusulas; la quinta, la séptima y la décima segunda, del contrato original firmado en fecha 27 de agosto de 2008, ni tampoco cumplieron con la cláusula primera, del convenio modificatorio de fecha 23 de septiembre de 2011.

Es decir, simple y llanamente, la empresa denominada Instituto de Capacitación y Asesoría Integral de México S.C.P., incumplió con los compromisos adquiridos a través de un contrato de prestación de servicios.

Y es que el objetivo central nunca fue cumplir con esos compromisos; primero habrían de cerciorarse que las cuatro personas físicas a nombre de quienes habrían de registrar las 900 hectáreas y a través de quienes luego comercializarían esas 900 hectáreas para la construcción de hoteles, cabañas y demás espacios de hospedaje, residenciales y de prestación de servicios, sentara precedente.

De cualquier forma, las circunstancias han cambiado; lo que en las anteriores administraciones federales, no sólo era permitido, sino fomentado, es decir, la operación de fraccionar ejidos mediante el tráfico de influencias y actos de corrupción, durante la presente administración federal ha cambiado, de forma que, el registro de parcelas ante el Registro Nacional Agrario (RAN), ya no debe hacerse de forma colectiva a través de una empresa; en todo caso, corresponde a cada ejidatario realizar el trámite de forma individualizada.

Justo en esa lógica, hoy resulta complejo que las intenciones de La Mafia Agraria a través de su principal operador Antonino Almazán Arteaga, alias “La Muñeca” se logren, por lo que, para esta mafia, resultaba fundamental que la Asamblea del Ejido habilitara a este sujeto como el operador del registro de las parcelas de los ejidatarios a través de la empresa Instituto de Capacitación y Asesoría Integral de México S.C.P.

Los comentarios están cerrados.