Violento desalojo en Tulum

TULUM, 17 de junio.- Apoyado por un grupo de gangsters vestidos con playeras de “seguridad” que hicieron de las suyas, se ejecutó un desalojo violento en la zona de gran plusvalía denominada “Punta Piedra, por la orden de un juez del Juzgado Oral de Instrucción Intemperante de Primera Instancia del municipio de Solidaridad, a unos 16 posesionarios en un área de 2.6 hectáreas, en amañado juicio de desahucio, un procedimiento judicial que tiene por objeto la recuperación por el arrendador de un inmueble dado en renta.

En autos del expediente oral número 326/2016, relativo al Juicio Especial de de Desahucio, promovido por Erik Castillo Meraz, en su carácter de apoderado legal de los ciudadanos Mauricio Esteban, Ciro Miguel, José Rafael, y Francisco Saveria de apellidos Schiavon Magaña, en contra de Fernando Fuentes de la Cruz, fue dictado un auto el día 15 de junio.

De este modo este viernes de forma notoriamente amañada con el apoyo de alrededor de 500 sujetos contratados y vestidos con playeras de “seguridad”, desalojaron por orden de Hanzel Silvano Balam Tuk, actuario adscrito a la Dirección de Administración de Gestión Judicial de los Juzgados Orales y Mercantil de Primera Instancia del Distrito Judicial de Solidaridad así como de los actuarios María Elena Anaya Reyes y Cecilia Navarrete Várguez, cuyo objetivo es que el arrendador, en este caso los Schiavon Magaña, recupere en inmueble al incumplir a ello Fernando Fuentes de la Cruz, de una zona de 2.6 hectáreas, que va del tramo colindante del “Hotel Los Lirios”, ubicado en el kilómetro 7.5 hasta el tramo colindante al “Hotel Tita Tulum”.

Tal superficie abarca cinco fracciones en donde se ubican alrededor de 20 predios, pero que sólo 16 de estos fueron desalojados, 10 de éstos fungían como pequeños hoteles y 6 pequeñas propiedades, viéndose afectados un poco más de 350 turistas, algunos recién habían arribado otros ya estaban de salida. Y lo peor es que quedan desempleados poco más de 500 trabajadores.

Desarrollado en un ambiente de reclamos, agresiones, incertidumbre y hostilidad, alrededor de las ocho de la mañana, actuarios adscritos a la Administración de Gestión Judicial de los Juzgado Orales y Mercantil del Distrito Judicial, apoyados por grupo de más de 500 personas portando camisas de seguridad privada, pero claramente contratados como “grupo de choque”, así como con la custodia de efectivos de la Policía Municipal y Estatal, efectuaron dicha diligencia.

Durante el proceso del megadesalojo, histórico en esta zona de conflicto y con tierras de gran valor, las personas contratadas para apoyar la seguridad comenzaron a agredir de manera verbal y posteriormente físicamente a medios de comunicación y arrendadores de los predios.

Los ánimos subieron de tono durante la entrada de los actuarios en los hoteles Bahlam y Uno, pero fue en las inmediaciones del centro de hospedaje “Villa las Estrellas” donde estalló la bronca, ya que uno de los trabajadores de seguridad privada arrojó gases lacrimógenos.

Tal situación despertó la furia del padre de una arrendadora al ver a su hija rodeada de este tóxico que se extendía varios metros en la carretera, seguidamente fue agredido con palos por varios integrantes del “grupo de choque”. Los elementos policíacos brillaron en todo momento por su ausencia a pesar de que se les pedía la intervención por la agresión.

Derivado de lo anterior, Julissa Carreño González, propietaria del hotel “Villa las Estrellas”, declaró que este desalojo se realizó sin que les hayan notificado de manera previa, tampoco tuvieron ninguna demanda y los actuarios sólo se limitaron a decir que provienen Juzgado Civil de Playa del Carmen, sin que les enseñaran documentos oficiales para llevar a cabo esta diligencia.

Agregó que cuenta con el certificado del predio firmado del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, donde incluso pidió la aclaración y documentos que exhibieran claramente la razón por la cual los actuarios intervinieron con la ayuda de fuerza pública.

Por su parte, Simón Potolupi, otros de los arrendadores, expuso que procedieron sin ningún aviso anticipado, donde al entrar por la fuerza básicamente tenían encerrados a sus trabajadores y sus huéspedes.

Finamente, fue así que alrededor de las 16:48 horas de este mismo viernes, el desalojo llevado a cabo de manera irregular y con violencia concluyó, donde los predios como Morena del Mar, Villa las Estrellas, Hotel Iguana Blue, Uno Astrolodge, Hotel Azúcar, Bahlam, Parayso, Coqui Coqui, Casa Privada Cocodrilo, Latente Rose, Cabañas El Caracol, Pico Beach, Casa Géminis, Samasati, Restaurante Ak´iin y Belha fueron desalojados.