Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Amazon, Facebook o Google, futuros jugadores en la banca

28

La industria bancaria del futuro tendrá menos bancos y estará liderada por más entidades globales con un mayor nivel tecnológico, dice Pascual De Juan, director global de Innovación de BBVA. Pero en el camino entrarán nuevos jugadores no tradicionales para esta industria que nacieron en la era digital como Google, Facebook o Amazon.

“Prevemos que habrá algo parecido a varios bancos tipo Facebook, Google o Amazon, compañías que no se limitan a pensar en su frontera (…) Compañías que ya trabajan con muchos clientes de todas las partes del mundo sin importar los gobiernos porque no están regulados, como podría ser Google con el correo. Pero una compañía que tenga un negocio global podría aspirar a tener un negocio bancario global”, explicó en una entrevista concedida durante el Simposio Anual de Tecnología organizado por Alcatel-Lucent.

Las intenciones de estas compañías por incursionar en la industria bancaria comienzan a emerger, con servicios para el usuario final como las billeteras digitales y sistemas de pago móviles desarrolladas por empresas como Apple o Google; incluso expertos aseguran que Facebook ya explora el uso de plataformas de mensajería instantánea como Whatsapp para ofrecer servicios de transferencia de dinero.

Aunque la transición no ocurrirá de la noche a la mañana. Cuestiones de adaptación a medidas regulatorias y normativas para cada país representan desafíos para compañías globales que buscan incursionar en la industria bancaria del futuro donde figuran tecnologías digitales y móviles.

“No es tan fácil porque tienen que trabajar con la regulación de cada uno de los países y nosotros tenemos mucha experiencia en eso y los demás no. Tenemos ventaja porque estamos en la tecnología y en el negocio clásico para poder unirlos y dar ese servicio”, afirmó el directivo.

Lo cierto es que la tecnología es un factor fundamental para la innovación de los jugadores tradicionales de esta industria para hacer frente a los nuevos jugadores y avanzar con las nuevas tendencias de consumo y estilos de vida basados en las tecnologías móviles y digitales.

La apuesta, al menos en BBVA, asciende a una inversión de más de 2,000 millones de euros anualmente para tecnología, asegura De Juan. De esta forma, el banco ha buscado fortalecer sus capacidades para ganar terreno en nuevas áreas del dinero digital, donde ya participan empresas tecnológicas con soluciones como Apple Pay o Google Wallet.

“Apple Pay es un producto que compite con nuestra billetera (BBVA Wallet) que ya tenemos funcionando desde hace un año y que nos permite pagar en el móvil, en España”, aseguró el directivo.

El banco ya está preparando la llegada de este servicio a México. Si bien no confirmó una fecha específica, aseguró que uno de los retos es la adopción de sistemas de pago móviles basados en tecnologías Near Field Communication (NFC) por parte de los negocios.

“Lo importante es el despliegue de los puntos de venta que tengan la capacidad de transaccionar con tecnología NFC”, afirmó.

En México, Banamex (filial mexicana del estadounidense Citi), en asociación con MasterCard ya incluye esta tecnología en sus productos de tarjeta de crédito y terminales punto de venta bajo la marca PayPass, aunque éste no ha migrado a soluciones móviles.

La aplicación de pago móvil BBVA Wallet, disponible para teléfonos con sistema operativo Android, registra ya más de 280,000 descargas en España, de acuerdo con cifras del banco. Esta solución fue desarrollada junto con Visa.

La apuesta tecnológica de BBVA también incluye el fortalecer el área de seguridad. Pascual De Juan aseguró que en México tienen instalado un centro de control y ciberseguridad que da servicio al banco a nivel global.

El banco de origen español reconoce que la innovación en este sector es pilar para forjar la banca del futuro, pero es un camino que no se puede recorrer aisladamente. Una de las iniciativas de esta entidad bancaria es abrir sus códigos de programación para permitir que desarrolladores externos puedan diseñar nuevas soluciones.

“Estamos muy comprometidos con abrir el sistema a terceros porque no somos tan listos para pensar que vamos a dar con la mejor solución en todo lo que hacemos (…) el poder extender nuestra funcionalidad vía API públicos que puedan usar terceras partes y hacer soluciones que no se nos ocurran a nosotros es una solución ganar-ganar”, consideró.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo