Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Alfonso Romo niega conflicto de interés o ecológico por Enerall

77

CIUDAD DE MÉXICO (apro).— El jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo Garza, aseguró que no va a renunciar a su cargo para que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador investigue a la empresa Enerall, la cual fundó y manejó para explotar los recursos hídricos para uso agrícola en la Península de Yucatán.

Para el empresario, la investigación periodística titulada Un cacique del agua en el paraíso maya, “da risa” y aseguró que se sentirse “orgulloso” por haber participado en dicho proyecto, del que dan cuenta en forma conjunta la plataforma latinoamericana de periodismo CONNECTAS, Proceso, Aristegui Noticias, Ruido en la Red, Univision, Vice en Español y el apoyo del International Center for Journalists (ICFJ).

“¿Que si voy a renunciar? ¡Claro que no! No tengo ningún conflicto de interés ni medio ambiental. Yo empecé este proyecto como la innovación tecnológica a nivel mundial, desde 2011, tiene 10 años. Hemos tenido revisiones de todos, nunca hemos tenido un problema, salvo una discusión con Profepa, tenemos ocho cenotes en custodia, le voy a pedir a la empresa que los inviten, vayan a verlos”.

Agregó:

“No voy a renunciar, estoy sumamente orgulloso por lo que hice, ya no soy accionista, desde el 2017 y 2018. ¿Por qué? Porque entraron fondos, porque es un proyecto grande, porque me vine al gobierno. No soy accionista, no tengo conflicto de interés en nada”.

 

 

En rueda de prensa realizada en el Salón de Usos Múltiples del Palacio Nacional, en donde Juan Pablo Graf Noriega fue presentado como nuevo presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) en sustitución de Adalberto Palma, Romo Garza aseguró que Enerall contribuyó para que la plusvalía de las tierras en la Península de Yucatán aumentara pues con la tecnología que aplica hace en dos años lo que a la naturaleza le lleva dos siglos.

“Un ejidatario que tiene 20 hectáreas, que no vale nada su tierra, le ponemos esta tecnología nueva propiedad de mexicanos para convertir suelos improductivos a productivos. Lo que hace la naturaleza en 200 años, lo hacemos en dos. Con 10 mil pesos a 15 mil dólares. Si eso no es crear riqueza, si no es revolucionar la pobreza en México, ¿entonces qué es?”, dijo.

Mientras que Alfonso Romo se defendía, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, esbozaba sonrisas, asentía al jefe de la Oficina de la Presidencia, susurraba con Gabriel Yorio, subsecretario del ramo.

 

Destaca tecnología

El regio continuó: “les voy a decir otra económica. Esa zona, el 70% son ejidatarios. ¿Saben cuántas hectáreas tiene cada ejidatario? 20 hectáreas. Saben cómo están las poblaciones, están muertas de hambre. ¡Pero con esta tecnología le cambias el valor a la tierra!”.

Llegó el momento en que acusó de ignorancia a los reporteros que elaboraron la investigación.

“Dijeron que me eché los mantos freáticos. ¡Qué ignorancia! Con todo respeto a los reporteros. En la Península de Yucatán hay ríos subterráneos, todo lo que se llueve en Tabasco viene subterráneamente, por eso hay cenotes y toda esa agua desemboca al Golfo y al Caribe. Si no cuidamos cómo utilizamos el agua, infectamos. Lo que más infecta a esa zona es que en los pueblos no hay drenaje y todo se va a las aguas subterráneas”.

Ya encarrerado aclaró que “dijeron que tenemos acaparada la concesión de Yucatán. Son 12 mil hectáreas en esta prueba piloto. ¿Saben cuánto tenemos de permisos de agua? El 0.4% de toda la región. Son los únicos predios en México en los que utilizamos agricultura de alta precisión, que tenemos todo computarizado para poner la cantidad de fertilizante por pulgada cuadrada, somos de los más conservadores de todo lo que son agroquímicos para no contaminar”.

Y para que no quedara duda de su reputación, Alfonso Romo presumió tener el premio Picasso de Naciones Unidos por haber protegido la Selva Lacandona en 2001. Recordó que fue creador de la estación para la conservación de la biodiversidad de Chajul, además de realizar el primer libro para proteger el Mar de Cortés.

Alfonso Romo de plano invitó a los reporteros presentes en la conferencia a visitar las áreas donde Enerall tiene influencia.

“Vayan a ver lo que hemos hecho, de cómo hemos transformado suelos improductivos a productivos. Los que tengan tiempo un día les paso un vídeo de como un área calcárea de piedras donde se producían 700 kilos por hectárea por año a los dos años estamos en 11 toneladas. Es una creación de riqueza para miles de campesinos, pequeños propietarios y ejidatarios como nunca se han visto en el mundo”, remató.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo