Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Aeropuerto Internacional de Cancún sin control, ni ley

205

El desmesurado tráfico de drogas, robos y “pirataje” del Aeropuerto Internacional de Cancún (AIC) es cada vez más notorio y peligroso, pues aunque ya es por demás claro, no existe una sola autoridad que pueda regular esta situación.

El preocupante escenario ya cobró la vida de Alejandra Jazmín Prado Aguilar, de 39 años, originaria del Distrito Federal, quien murió después de tomarse la cocaína líquida que intentaba meter a este destino turístico y cuyo cuerpo aún no ha sido reclamado por familiares.

Pero este no es el único caso registrado en el 2015, pues a lo largo del año ya se registraron varios casos en los que se descubrió droga en maletas y la desaparición del operador de transportes “piratas” en Cancún, Luis Antonio Fernández mejor conocido como “Zeus”.

Aunque no es una práctica nueva, el trasiego de droga en personas conocidas como “mulas” apareció de nuevo en el Aeropuerto Internacional de Cancún (AIC), aeródromo señalado múltiples veces como uno de los más grande trampolines para ingresar la droga a México o pasarla a los Estados Unidos.

El Aeropuerto Internacional de Cancún tiene una conexión con más de 150 países en los cinco continentes, eso lo convierte en un distribuidor de pasajeros internacionales, lo que propicia infinidad de delitos, los cuales aumentan de forma poco mesurada al no existir una autoridad que pueda encargarse de forma inmediata.

En asuntos menos graves, pero aún así importantes, se encuentra el robo en equipajes, el cual es prácticamente imparable, ya que muchos de los afectados que llegan de vacaciones o están de paso prefirieren no denunciar, pues lo ven como una perdida de tiempo.

Esto provoca que no exista una investigación real, causando que el ilícito se lleve a cabo ante la vista de decenas de cámaras e incluso autoridades.

Aunado a esto, se encuentra el “pirataje”, práctica que no ha sido erradicada del Aeropuerto Internacional de Cancún, en donde sólo hay dos empresas autorizadas para brindar el servicio de transporte de pasajeros: “Gray Line” y “Green Line”.

La presencia de unidades irregulares afecta directamente a ambas empresas, que tienen que pagar cifras enormes a Aeropuertos del Sureste (Asur) para poder operar, pero a cambio; no reciben ninguna garantía.

La concesionaria del aeropuerto simplemente se “lava las manos” en el tema del transporte “pirata”, alegando siempre que corresponde a las autoridades federales frenar esta práctica ilícita.

La grave situación propició que Luis Antonio Fernández mejor conocido como “Zeus” convirtiera la situación en un jugoso negocio, pues llegó a manejar hasta 40 vehículos “piratas” de alquiler, pero al final todo resultó mal, pues en el mes de abril del año en curso se reportó su “levantón”, de cual no se dio mucha información.

Antes de desaparecer, “Zeus” reveló los turbios negocios, y dejó al descubierto su “sociedad” con David Falcón Santillán, quien fue ejecutado con arma calibre .9 milímetros sobre la avenida Nichupté, cuando viajaba con su pareja a bordo de un vehículo.

Con todo esto, se agrega el constante trasiego de droga, el cual no sólo se hace en una modalidad, pues además de traficar con maletas, ahora regresaron las “mulas”, quienes se encargan de llevar la droga en ropa o accesorios de mano para pasarlos sin ser vistos por las aduanas.

La detención de Johan Sebastián Monroy Ordóñez, de 19 años de edad, originario de Ibague, Colombia y Helmut Jonathan Salamanca Méndez, de 27 años de edad, originario Isnos, Colombia y la muerte de Alejandra Jazmín Prado Aguilar, de 39 años, originaria del Distrito Federal, lo dejó en evidencia de nueva cuenta.

Las autoridades informaron que el examen toxicológico realizado al cuerpo de la mujer resultó positivo al consumo de cocaína, por lo que se cree que para evitar ser detenida, se tomó al menos tres botellas del enervante líquido que intentó pasar como bebida de guaraná.

Pese a contar con equipos modernos para detectar el tráfico de droga en los aeropuertos, aún es difícil descubrir algunos tipos de droga en esos centros, debido a la destreza de los narcotraficantes.

Es por ello que urge que las autoridades tomen acciones, ya que si la mujer hubiera perdido la vida dentro del aeródromo la situación pudo ser peligrosa y peor imagen para Cancún, el destino turístico más importante de México.

Fuente: (Por Esto!)

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo