Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Activistas condenan propuesta del PVEM en Veracruz para sacrificar animales que nadie quiera

23

Distintas asociaciones animalistas mostraron su rechazo ante la reciente propuesta de Ley Estatal de Bienestar Animal en Veracruz, realizada por el Diputado Juan Eduardo Robles Castellanos, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), tras decir que se trata de una ley “retrógrada y hecha al vapor”, que privilegia el sacrificio de animales antes que su protección so pretexto de reducir el problema de salud pública que representan. Dicha ley, también contempla el sacrificio de perros de guardia y protección después de terminada su “vida útil”.
La iniciativa de ley fue propuesta el pasado 30 de julio por Robles Castellanos, coordinador del Grupo Legislativo del PVEM en Veracruz, con el fin de reformar diversas disposiciones de la Ley Estatal de Protección Ambiental y de la ley de Vida Silvestre para el Estado de Veracruz. Ante esto, diversos grupos animalistas entre los que se incluyen Proyecto ARPA, AnimaNaturalis, la Asociación Mexicana por los Derechos de los Animales (AMEDEA) y activistas independientes realizaron una conferencia simultánea en varios municipios del estado, en la que calificaron la iniciativa como “alarmante” y la legislatura como “agresiva y violenta con los animales”.
“Dicha iniciativa de ley es alarmante pues define a los animales como ‘recursos naturales renovables’ para uso y disfrute del hombre y propone, como solución a los problemas que padecen los no humanos, su matanza indiscriminada. [Es una ley] encaminada a proteger los intereses de los sectores que se benefician de la explotación de los animales”, expone AnimaNaturalis, sobre el asunto.
“No necesitamos esta ley –explicó a SinEmbargo, Miriam Hernández, representante de AMEDEA, delegación Veracruz– porque con ella lo que se hace es volver a las redadas y matanzas: a levantar perros ferales y que deambulan libremente para sacrificarlos. Además, a diferencia de la anterior, esta ley deja a los animales sin derechos y los considera únicamente objetos (bienes muebles). La ley que tenemos (2010) ya es buena, el problema con ella es que las autoridades no la aplican”.

“Esta ley que Robles Castellanos propone es simplemente incongruente: ¿Cómo puede hablar de bienestar a los animales cuando lo que propone es su sacrificio? ¿Qué no se supone que los animales tienen derecho a la vida? Este señor no conoce el tema y está legislando al vapor. Tal vez sólo para decir que hizo algo, pero no pudo hacer una cosa peor”, señaló Hernández.
Las divergencias señaladas por los animalistas entre la ley anterior y la propuesta pueden observarse desde sus respectivos artículos primeros: mientras que la ley vigente “tiene como objeto establecer normas para proteger a los animales, garantizar su bienestar, manutención, alojamiento, desarrollo natural y salud, evitarles el maltrato, la crueldad, el sufrimiento y la deformación de sus características físicas”, la nueva propuesta señala que “tiene por objeto garantizar en el territorio del Estado el bienestar de los animales, como elementos naturales susceptibles de apropiación, sujetos al dominio, posesión, control, cuidado, uso y aprovechamiento del ser humano, sujetándolos a un régimen de bienestar a fin de asegurar y promover la salud pública y la sanidad animal”.
“Por eso esta nueva ley reestablece el sacrificio como una solución para los perros ferales –explicó la representante de AMEDEA– Ellos siempre recurren a lo que les es más fácil: matar, cuando lo que en realidad deberían hacer, antes de proponer sus ‘maravillosas’ iniciativas, es educar, concientizar y esterilizar. Eso es lo que les compete”.

“Por otro lado, con esta iniciativa también se establece que si al dueño de un animal ya no le gustó su mascota puedo sacrificarlo, deshacerse de él como si fuera una cosa. Cuando lo que se debería hacer es establecer que quien se deshaga de un animal no puede volver a tener otro bajo su responsabilidad. Los animales son seres vivos que deben estar con nosotros hasta que se mueran”, señaló.
Foto: Cuartoscuro

A diferencia de la ley vigente, la iniciativa contempla a sacrificio como una solución al problema de salud pública que representan los perros callejeros. Foto: Cuartoscuro
La propuesta del Diputado del PVEM también establece, en su artículo 61 que “una vez concluida la vida útil de animales adiestrados o utilizados para prestar servicios de guardia y protección o para la detección de drogas y explosivos, queda prohibida su venta, donación o abandono y se les deberá provocar la muerte sin dolor y sufrimiento”. En seguida, de forma contradictoria, el artículo concluye “salvo que puedan ser reubicados de manera definitiva en un albergue, refugio o asilo que garantice su bienestar y que no constituyan un riesgo para otros animales o el ser humano”.
Sobre el mismo, Miriam Hernández, explicó “este artículo es, además de impensable, incongruente: no se puede establecer la eutanasia a un animal de ese modo, es como si a los humanos nos sacrificaran por hacernos viejos. Yo creo que el Diputado no querría que le maten una vez que termine ‘su vida útil’ ¿o sí?. [Además] no hay claridad, la ley dice primero que se les tiene que matar porque no se pueden donar, y en seguida dice que pueden ser reubicados… ¡que se decidan!”.

Animalistas ya han colgado una petición en Change.org para detener la iniciativa.
ES UN MALENTENDIDO: PVEM
Ante los reclamos hechos por las organizaciones animalistas, y la sociedad a través de redes sociales, el PVEM de Veracruz publicó antier un mensaje en su cuenta de Facebook en la que indica que la propuesta no debe malinterpretarse, pues una de sus intenciones es “garantizar que toda práctica de muerte y eutanasia que se realice sobre cualquier animal en el Estado, deberá estar plenamente justificada en favor de su bienestar […] Es cierto que ciertas excepciones inmersas en la ley podrían dar cabida a interpretaciones inexactas, pero […] cada artículo, cada Capítulo y cada Título, debe ser interpretado armónicamente, esto es, en su conjunto y no aisladamente; hacerlo así, permitirá desentrañar el sentido y la esencia misma de la Ley, en otras palabras, lo que verdaderamente se quiso decir y se dice”.
Actualmente, la propuesta está siendo analizada por los integrantes de la Comisión Permanente Medio Ambiente, Recursos Naturales y Aguas de la LXIII Legislatura del Estado y ya se ha convocado a asociaciones protectoras y organizaciones sociales involucradas con la defensa animal para establecer un Padrón de Asociaciones Protectoras de Animales y Organizaciones Sociales, mediante el cual se podrá discutir la iniciativa.
“Pero lo cierto es que no necesitamos una nueva ley. No discutiremos si sacrificar o no animales. Lo que debe suceder es que las autoridades hagan lo que les compete: en el artículo 15 de la ley actual se establece que deben realizar actividades y programas educativos, de concientización para la población. Y programas de esterilización permanentes, pero no lo hacen. Todo eso lo hacemos las asociaciones”, sostuvo Miriam Hernández.

Bajo la misma tónica, AnimaNaturalis expone en su portal “[Lo que exigimos es] el cumplimiento en su totalidad de la [ley] ya existente y la mejora de la misma, considerando el derecho de todos los seres sintientes a la vida, a la libertad y a no ser maltratados”.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo