Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Acribillan en restaurante de Chetumal a empresarios

107

El restaurante El Emporio, frecuentado por políticos y funcionarios de alto nivel, así como por empresarios, se convirtió en el desafortunado escenario de una doble ejecución que pone en evidencia el grado de impunidad con que ahora actúa el crimen organizado en la capital del estado de Quintana Roo, donde no se había asesinado a nadie en un sitio público de reputación, concurrido y céntrico.

En este sitio ubicado en la zona de restaurantes y bares del Bulevar Bahía, el área de diversión y esparcimiento de Chetumal, un solitario sujeto a balazos atacó al contrabandista Ernesto Alonso de Miguel alias “El Español” y al elemento de la Policía Ministerial Agustín Guevara Martínez, con total libertad para pararse en la entrada el sitio y luego huir corriendo hacia la calzada Veracruz, sin que las corporaciones policiales hayan podido reaccionar para lograr su captura.

Se sabe, sin embargo, que este hecho ha causado la preocupación en las altas esferas de las corporaciones de seguridad pública, quienes sostuvieron reuniones a puerta cerrada este domingo, a consecuencia del hecho.

El restaurante de comida uruguaya permanece bajo resguardo de policías municipales. En la mesa donde cenaban los ultimados se pueden observar 8 vasos con aguas naturales así como cortes finos que quedaron sin ser degustados.

Mientras tanto, cinco vehículos fueron asegurados para ser inspeccionados, entre ellos una camioneta Chevrolet Tahoe color negro, que era propiedad de “El Español”, quien tenía negocios lícitos en la Zona Libre de Belice, pero desde allí operaba el contrabando de licor, tabaco y otras mercancías a México.

Durante un recorrido el pasado domingo por la avenida Carmen Ochoa de Merino entre calzada Veracruz y Reforma, en la colonia Centro de Chetumal, se pudo observar una patrulla y dos elementos de la Policía Municipal Preventiva, quienes resguardaban el establecimiento, a petición de un agente del Ministerio Público.

El establecimiento estaba acordonado y cerrado, pero a través de los cristales de la puerta y ventanales se pudieron observar las manchas de sangre coagulada que quedaron en la escena del crimen, así como en las paredes y sillas.

También se pudo observar una mesa grande con seis sillas, ochos vasos de cristal que contenían aguas frescas, dos tazas de café, cuatro tablas con guisos de cortes finos, un plato con pasta; cubiertos, servilletas y salsas que no fueron degustados por los acompañantes de Ernesto Alonso de Miguel, entre los que se encontraban su esposa E.A.D.M, y José Adrián González Calderón, reportero del Diario de Quintana Roo, allegado de “El Español”.

Huellas de disparos

En la pared de madera, a unos centímetros de la puerta se pudo apreciar un impacto de bala, otro en la columna de concreto junto a la base que sostiene una bandera de México y en la parte superior también presenta un rozón de proyectil de arma de fuego.

Se presume que al rebotar la ojiva en la columna dañó la lámina de la puerta derecha de un automóvil Chevrolet Chevy blanco, con placas de Quintana Roo USU-051-C, propiedad de M.C.A, encargado del restaurante El Emporio.

En el lugar, durante las pesquisas de los elementos de la Dirección de Servicios Periciales, se hallaron 5 casquillos al interior del inmueble y 4 afuera, todos de calibre 9 milímetros, por lo que el arma que se utilizó es una pistola tipo escuadra.

Cabe aclarar que la pistola tipo escuadra que fue localizada dentro del local, era el arma de cargo del policía ministerial Agustín Guevara Martínez, (y no la que usó el asesino, como se informó en un principio), ya que intentó repeler la agresión del sicario, pero fue herido de muerte con un balazo en la cabeza y tres más en el cuerpo.

También se pudo averiguar que un automóvil Volkswagen Passat de color dorado, con placas de Quintana Roo URE-572-C, y una camioneta Chevrolet Tahoe negra, con matrícula quintanarroense para personas con capacidades diferentes 001-NB, ambos propiedad del occiso Ernesto Alonso de Miguel alias “El Español”, fueron llevados a los patios de la Procuraduría General de Justicia.

También se trasladaron el automóvil del policía ministerial Agustín Guevara Martínez, un Volkswagen Clásico gris, con placas de Quintana Roo UTP-076-B; otro Volkswagen Clásico azul, con matrícula de la entidad USM-942-C, propiedad de José Adrián González Calderón, y el Chevrolet Chevy de M.C.A, encargado del restaurante, y fueron asegurados para ser inspeccionados, para conocer lo que contienen en su interior.

Se espera que la Procuraduría General de Justicia dé a conocer avances de las investigaciones este lunes, principalmente sobre el móvil del crimen y la presunta relación de policías ministeriales con el contrabandista Ernesto Alonso de Miguel “El Español”, por quien iba el sicario.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo