Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

A un mes del arribo de la LXIV Legislatura

119

Caminos del Mayab

Por Martín G. Iglesias

A un mes del arribo de la LXIV Legislatura

Con información preliminar de la Cámara de Diputados, la LXIV (64) Legislatura federal, que arrancará trabajos el próximo 1 de septiembre, quedó conformada de la siguiente manera: el PRI tendrá 45 legisladores; el PAN, 81; el PRD, 21; el PVEM, 16; el PT, 61; Movimiento Ciudadano, 27; Morena, 200; PES, 55 y Panal, 2.

En el caso de Quintana Roo, se contará con 10 legisladores federales, de los cuales tres son senadores y siete diputados. Los que van a la cámara alta son Marybel Villegas Canché y José Luis Pech Várguez, por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y Mayuli Latifa Martínez Simón, por el Partido Acción Nacional (PAN).

Ahora bien, la representación partidista con los diputados se proyecta quede de la siguiente manera: dos para el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Jorge Emilio González Martínez y Ana Patricia Peralta de la Peña; dos de Morena, Adriana Paulina Teissier Zavala y Carmen Patricia Palma Olvera; uno del Partido del Trabajo (PT), Jesús de los Ángeles Pool Moo; una del Partido Encuentro Social (PES), Mildred Concepción Ávila Vera; y un plurinominal de Morena, Luis Javier Alegre Salazar.

Ni el Partido Revolucionario Institucional (PRI), ni el de la Revolución Democrática (PRD), Movimiento Ciudadano (MC) y Nueva Alianza (Panal) tendrán legisladores federales, pues se quedaron en el camino.

Pero de estos diez legisladores federales, valdría la pena aquí preguntar hacia quién o quiénes están sus lealtades, pues desde ahora se ve que los emanados de “Juntos Haremos Historia” formarán un bloque que acatará las órdenes de los jefes partidistas, lo que sería una mala estrategia, pues independientemente del partido que los haya postulado, ahora tienen un compromiso con los quintanarroenses, de tal manera que tendrán que trabajar de la mano con un gobernador de oposición y con presidentes municipales emanados de otros partidos diferentes al del virtual Presidente de la República electo.

Por el bien del estado, el gobernador Carlos Joaquín González tendrá que construir alianzas políticas con estos legisladores, pues la única correligionaria que podría ser su aliada, es la senadora plurinominal del PAN. Que se entienda bien por parte de los senadores y diputados, no se trata de querer hacer tratos a espaldas del pueblo, sino de construir puentes de negociación que le permitan a Quintana Roo tener un presupuesto histórico para la atención prioritaria de los problemas sociales.

La primer prueba que tendrán los legisladores federales es cabildear el Presupuesto de Egresos del Estado para el 2019; gestionar recursos para los municipios, independientemente de la doctrina partidista de su presidente o presidenta municipal. Tienen la gran responsabilidad de evitar el agandalle de los que están en el poder, porque no se trata de pagar con la misma moneda política, sino ser diferente, si es que quieren seguir gozando del favor del pueblo.

Ahora sí queremos ver trabajar a los verdes, morados, azules y rojos, todo por el bien de los quintanarroenses y de las personas que visitan el  estado.

SASCAB

Los partidos políticos deben trabajar en un relevo generacional, solo que este no debe estar discipulado por los que demostraron los vicios al gobernar, dígase la corrupción, falta de transparencia, impunidad, soberbia e incapacidad. El relevo generacional en los partidos políticos tiene que emanar de la sociedad civil, con la idea de aplicar los estatutos a pie y juntilla, pues la letra no es mala, lo que es malo es quién o quiénes la aplican.

Crear nuevos partidos no es la solución, la vía independientes es la opción más viables para realizar los cambios que el municipio, el estado y el país necesitan.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo