Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Va de matemáticas: los números – El descorche por: Neftalí Samsa

24

Un problema frecuente que tienen todos los niños e incluso algunos jóvenes del nivel medio superior es no saber identificar las clases de números que existen. Los profesores que enseñan matemáticas deberían tener muy en cuenta esto, es decir, mientras el niño no tenga bien claro con qué tipo de número se enfrenta al realizar sus operaciones, no podrá hacer absolutamente nada y si a esto le aunamos que siempre creció escuchando que las matemáticas es algo terrible, cosa de genios, la cosa ya se complicó aún más.

Los primeros números que el ser humano utilizó se llaman NÚMEROS NATURALES, por haber surgido de la necesidad de contar los bienes que se poseían. Una vaca, dos cabras, tres caballos, etc. Estos números también son llamados NÚMEROS POSITIVOS y en la recta numérica se encuentran a la derecha del cero. Las primeras grandes civilizaciones, la china, la indú, la egipcia, la romana, la griega, la azteca, la inca; no conocían el cero. Sólo la maya y la árabe tuvieron este concepto, ellas inventaron el cero. Si del cero nos desplazamos a la izquierda de la recta numérica nos encontraremos con los NÚMEROS NEGATIVOS. Estos números aparecieron como consecuencia de la práctica del comercio. Cuando las operaciones mercantiles se complicaron, las deudas tuvieron que ser representadas con números negativos, es a lo que modernamente le llamamos déficit o más coloquial trabajar en números rojos. Fueron los árabes de nuevo quienes iniciaron operaciones de comercio en gran escala, incluso con civilizaciones allende los mares. Aquí en América sabemos que los mayas comerciaban con las otras culturas prehispánicas así que tuvieron necesariamente contacto con el concepto de la nada. Estos números, positivos y negativos, son enteros. El concepto de número fraccionario, en los primeros tiempos, aún no se conocía, por el hecho de que los bienes se entregaban enteros. No se compraba media pierna de ternera, se entregaba la ternera completa. No se vendía un cuarto de caballo, se requería del caballo completo.

LA ÚLTIMA Y NOS VAMOS.

¿Cómo surgió entonces el concepto de NÚMEROS FRACCIONARIOS? Te lo cuento con gusto en la próxima entrega amable lector. ¡Hasta la próxima!

Comentarios
error: Contenido desarrollado por La Palabra del Caribe y SIM AGENCIAS