The Fly y el nihilismo de la transgenia – Jean Baptiste Grenouille | La Palabra del Caribe - Periodismo con ética | Noticias de Quintana Roo

The Fly y el nihilismo de la transgenia – Jean Baptiste Grenouille

23 octubre, 2017
95 Views

“La Mosca” o “The Fly”, fue un remake de la obra original de 1958 publicada en 1986, que aborda entonces un tema de ciencia-ficción que profundiza en circunstancias que para entonces resultaban más ficción que ciencia, pero que llegó al planteamiento central que hoy por hoy nos acosa: la manipulación de la definición sustantiva de los seres vivos (las cadenas de ácido desoxirribunucléico: ADN o DNA en inglés), a fin de poner al Hombre en el papel de un auténtico Dios, sin importar implicaciones filosóficas y que, una vez rebasados por la vorágine de estos notables avances científicos –la transgenia, por ejemplo-, ahora plantean además serias dudas sobre sus potenciales consecuencias negativas, no sólo en el plano filosófico, si acaso con mayor incidencia en la subsistencia misma del ser humano.

El punto de partida es magistralmente trabajado al tocar un tema toral para el ser humano: la capacidad de la teletransportación, y va de fondo, pues, efectivamente, en los hechos habría que “sintetizar” en datos la estructura y el orden molecular para hacerlo pasar por un programa de computadora, para luego materializarlo en el destino. Es decir, es como el proceso ADD de las grabaciones de los primeros discos compactos (Compact Disc o CD), en donde se toma una grabación análoga, se digitaliza y se vuelve a imprimir en formato digital. En este caso, habría sido un proceso ADA, donde el producto se reintegra en su cualidad Análoga y eso, eso es mucho decir.

Digitalizar es en realidad un proceso bastante mediocre, pues lo que se busca, es traducir un objeto, en información binaria, es decir 0s y 1s donde, por decirlo de alguna manera, 001 corresponde a la letra “a”, por ejemplo.

Dejemos de lado estimado lector las preguntas que en este momento se hacen evidentes como por ejemplo, cómo desmaterializar y rematerializar, y vayamos al tema toral que es, la manipulación de las cadenas de ADN.

La joya del planteamiento en La Mosca, es esta parte donde interviene un organismo ajeno (la mosca), que obliga al programa a combinar las estructuras genéticas de los dos cibernavegantes; justo ese es el principio de la Transgenia, o alteración transgénica; ¿qué tal que tomo las características de un insecto, una bacteria o un virus para cambiar las cualidades fenotípicas de un organismo?

He aquí que tenemos hoy esta posibilidad; desde clonar a un organismo, hasta modificarlo en sus características de modo que, un vegetal, por ejemplo, sea más resistente a las plagas, a las sequías, o que sencillamente pueda reproducirse en ambientes ajenos a su naturaleza, de modo que hoy, Monsanto o la alemana Bayer, pueden sembrar lo que les dé la gana en el desierto si es necesario.

El Nihilismo, una corriente filosófica que bien se puede considerar como resultado del hartazgo humano al desencanto de otras corrientes del pensamiento que si bien, plantean fuertes cuestionamientos morales, éticos y hasta estéticos para reglamentar la convivencia humana y que en los hechos –yo diría que en su devenir histórico-, han caducado, surge como alternativa del caos, en donde fortalece al propio caos como explicación racional de los hechos.

El Nihilismo existencialista es una forma harto idealista (idealismo hegeliano) de justificar el caos; dicho sea de paso, en términos del materialismo histórico, este caos respondería al agotamiento y proceso de caducidad de un modo de producción, y que no obstante, para el Nihilismo Existencialista, tendría que ver con la naturaleza misma del ser humano, en un punto donde su presencia en el “plano existencial”, comienza a no tener sentido.

Cioran (Emil), es uno de los más convincentes autores del Caos por el Caos y de un existencialismo a ultranza, que, desde mi muy particular y humilde postura, justifica el plano socio-político-cultural y económico que padecemos hoy; es decir, hay quienes pueden jugar a ser Dios, no sólo porque tengan la capacidad y autorización social de modificar estructuras genéticas, sino porque determinan quién, cuándo, en qué circunstancias deben morir, desaparecer o padecer miseria el sujeto o grupo de ellos; el planteamiento real de este estado de cosas que bien pudiera traducirse como el absolutismo del Neoliberalismo (consumismo a ultranza), al final es dictado por estos “Dioses”, y su justificación, el Nihilismo conformista.

El crecimiento exponencial del consumo de drogas, alcohol, tabaco, o productos de consumo innecesarios, marcas; el fomento a la dependencia a los juegos de azar, a las mascotas y sobre todo, a los juegos de video, es la despersonalización y el nihilismo más ramplón que existe: “evádete que nosotros tomamos decisiones por ti”; cualquier ser humano que toma el camino de los video juegos, de la realidad virtual, ha generado en los hechos su válvula de escape a una realidad arrolladora, oscura, espantosa.

El colofón de la obra magistral titulada La Mosca, platea una realidad absoluta: ante la desvirtuación (material o subjetiva) de la esencia del Ser Humano, la reacción natural (nada tiene que ver con la filosofía), es la auto o simple destrucción. El cáncer, por ejemplo, existe por la falta de proteínas especializadas que son responsables de un proceso de “control de calidad” cuyo objetivo es matar, destruir a la célula en ciernes que no cuenta con las características de una célula “sana”.

De la misma manera, el proceso más recóndito y natural de los seres vivos supone un control natural que tiene el objetivo de mejor avanzar en el tema de la Evolución, entendido éste como la capacidad de los seres vivos de adaptarse mejor a su entorno.

En el filme, es formidable el tratamiento de la manipulación del espíritu humano ante la posibilidad de obtener poder; la fenomenal actuación de Jeff Goldblum nos presenta a un Seth Brundle que pasa de ser un serio y formal científico al mejor estilo del gran Albert Einstein, a un “Marco Corleone” cualquiera; del Dr, Jeckill a Mr Hyde, del debilucho muchacho promedio, al Charles Atlas. Simples relaciones de poder que resultan La Negación de la Negación.

Así, en los últimos minutos de la película, Verónica Quaife (Geena Davis), a pesar de sus sentimientos amorosos hacia Seth Brundle (Jeff Goldblum), termina por disparar en la cabeza de la cosa que sale del teletransportador, mezcla de humano, mosca y máquina; de hecho, el mismo Seth, como último acto de dignidad humana, sujeta el cañón de la escopeta y apunta a su propia cabeza.

¿Hasta dónde los humanos nos estamos apuntando con el cañón del rifle de asalto para negarnos en nuestra esencia?, y ¿hasta dónde nos hemos “digitalizado” para luego descubrir que una vez muertos, el proceso no se puede revertir?

From beyond the Grave Me…

Otros articulos de tu interés

Debe IEQROO responder si proceden candidaturas de naturalizados
Chetumal
0 shares2 views
Chetumal
0 shares2 views

Debe IEQROO responder si proceden candidaturas de naturalizados

La Palabra del Caribe - Nov 22, 2017

AGENCIA SIM Chetumal.- Los magistrados del Tribunal Electoral de Quintana Roo (Teqroo) abrieron la puerta a la posibilidad de que…

Aparece cajero de la UT… en El Pedregal
Cancún
0 shares4 views
Cancún
0 shares4 views

Aparece cajero de la UT… en El Pedregal

La Palabra del Caribe - Nov 22, 2017

AGENCIA SIM Cancún.- Por segunda ocasión en 15 días, un cajero automático previamente robado de una institución, en este último…

Secretaría de Finanzas puede enmendar la plana del IEQROO
Chetumal
0 shares6 views
Chetumal
0 shares6 views

Secretaría de Finanzas puede enmendar la plana del IEQROO

La Palabra del Caribe - Nov 22, 2017

AGENCIA SIM Chetumal.- La Secretaría de Finanzas tiene la facultad legal para presentar una propuesta de presupuesto para el Instituto…

error: Contenido desarrollado por La Palabra del Caribe y SIM AGENCIAS