Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Se recupera imagen del penal de Cancún: Director

77

AGENCIA SIM

Cancún.- A los internos no se les puede obligar a realizar las actividades que les conviene a ellos mismos, se les tiene que pedir permiso hasta para que presenten un test o una evaluación, donde firman una autorización para que realicen la entrevista de cualquier índole, explicó en entrevista el Director del Centro de Reinserción Social de Benito Juárez, Jorge Adrián López Valenzuela.
Agregó que se busca que se logre la reinserción social, pero no solo depende de las autoridades carcelarias, sino de ellos mismos y de sus familias; además fue un acierto que el estado tomara la dirección de este penal, para que se quite el llamado “autogobierno”.
Al preguntarle sobre el tema del tráfico de diferentes productos al interior, detalló que los únicos negocios establecidos son aquellos donde sus propietarios pasan las pruebas psicológicas y de todo tipo, pues ahí hay un mercado cautivo; además de los precios están competitivos como los negocios que están afuera.
Defendió que en el pasado sucedían cosas que no eran lógicas, pero que ahora “se encontrará con una cárcel distinta, donde se puede ir, porque antes entrar a la cárcel era peligroso, su servidor entra solo al penal, convivo con los internos, esa es mi manera de trabajar, así lo hice en Sinaloa, jugando futbol, frontón, voleibol; toda mi vida pública he trabajado en el sistema penitenciario”.
Habló sobre los proyectos que se tiene para mejorar las condiciones de los internos, que ahora son mil 536, cuando la capacidad es para 844; de ahí que se busquen las alternativas para la construcción de un nuevo penal, solo que se necesitan más de mil 500 millones de pesos. Dichos proyectos son para fomentar más el deporte, hacer cultivos de hidroponía, además de acondicionar las áreas para que sean dignas.
López Valenzuela reconoció que el trabajo en conjunto con otras dependencias, de los tres niveles de gobierno, permite que se avance en todos los sentidos, pero todo apegado a la ley, donde los Derechos Humanos orientan a las personas que están privadas de su libertad; se les da confianza a los internos para que puedan externar su sentir y a todos se les escucha, atiende, “yo trabajo 24 horas en el penal, literalmente vivo ahí”.
En ese sentido, ya se tiene plática con la Secretaría de Economía, con la Desarrollo, con el Instituto de Capacitación para el Trabajo, con Asociaciones Civiles y con la Sociedad Organizada para buscar la manera de ayudar al interno, hay 645 interesados en tomar algún curso de capacitación, hay desde aprender panadería, repostería, albañilería, inglés, computación, belleza, entre otros muchos oficios que las personas que están privadas de su libertad puedan aprender para su reinserción.
Por ahora, dijo, quedaron atrás los pleitos internos, pues el diálogo y la conciliación son una característica importante dentro de la cárcel de Cancún; hace votos para que tanto los reos como sus familiares puedan observar el reglamento interno.

Comentarios
error: Contenido desarrollado por La Palabra del Caribe y SIM AGENCIAS