Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Reportan ataque químico en Siria; Trump critica que Putin e Irán respalden al “animal de Bashar al Assad”

Habría ocurrido la noche del sábado en la ciudad de Douma; acusan que helicóptero sirio arrojó barril con gas sarín, un agente nervioso tóxico.

121

Decenas de muertos, la mayoría mujeres y niños, y cientos de afectados fue el saldo de un presunto ataque químico sobre la ciudad de Douma, último bastión rebelde en la región de Ghouta Oriental, en las afueras de Damasco, atribuido al régimen sirio, informaron este domingo activistas y socorristas.

La Defensa Civil Siria, conocida como los Cascos Blancos, denunció en Twitter que un helicóptero del Ejército sirio lanzó la víspera un barril que contenía gas sarín y gas cloro sobre Douma, donde decenas de familias fallecieron asfixiadas en sus refugios.

Los Cascos Blancos, socorristas voluntarios que operan en las zonas rebeldes de Siria, así como otros grupos vinculados a la oposición al régimen sirio publicaron en redes sociales imágenes de decenas de cadáveres apilados y cientos de personas con síntomas de intoxicación por la inhalación de gases.

El Centro de Medios de Ghouta, cercano a la oposición, aseguró que más de 75 personas murieron y unas mil sufrieron los efectos del ataque químico, que ocurrió en torno a las 21:00 horas locales del sábado (18:00 GMT), cuando un helicóptero sirio arrojó un barril con gas sarín, un agente nervioso tóxico.

El régimen sirio negó cualquier responsabilidad de sus fuerzas en los hechos y aseguró que las denuncias del uso de sustancias químicas en Douma son “fabricadas” por los terroristas, en un intento por impedir el progreso del Ejército, que el sábado comenzó una ofensiva contra los rebeldes en esa ciudad.

Según la agencia siria de noticias SANA, las acusaciones han sido inventadas por los rebeldes del grupo Jasih al-Islam, que están a punto de “derrumbarse”, con el fin de obstruir los avances de las tropas gubernamentales sirias.

Rusia desmarca a fuerzas sirias

Por su parte, Rusia aseguró que las denuncias de que las fuerzas sirias lanzaron anoche el ataque químico sobre Douma son un nuevo intento de justificar una intervención militar en Siria.

“El objetivo de estas falsas conjeturas, totalmente infundadas, es proteger a los terroristas y a la oposición radical, intransigente, que rechaza una solución política y, al mismo tiempo, intentar justificar posibles ataques militares desde el exterior”, informó la cancillería rusa en un comunicado difundido por la agencia Sputnik.

Advirtió que “una posible intervención militar bajo pretextos inventados y fabricados en Siria, donde se encuentran militares rusos a petición del gobierno legítimo sirio, es absolutamente inaceptable y puede acarrear las consecuencias más graves”.

Rusia considera que las denuncias son un nuevo caso de “desinformación” y recordó que a mediados de marzo pasado había asegurado que disponía de pruebas irrefutables de que los grupos armados estaban preparando provocaciones en Siria con el uso de sustancias tóxicas para después acusar al régimen sirio.

El director del Centro Ruso para la Reconciliación de las Partes Beligerantes en Siria, Yuri Yevtushenko, dijo que las informaciones fueron inventadas por las llamadas organizaciones no gubernamentales independientes, incluidos los Casos Blancos, que, dijo, son ampliamente conocidos por sus noticias falsas.

Una vez que Douma sea liberada de milicianos, Rusia está dispuesta a enviar especialistas en radiación, protección química y biológica para recabar datos que confirmen la falsedad de esas acusaciones, afirmó.

Trump reacciona

La negativa de Rusia no convenció al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien acusó este domingo a Putin y a la Irán de “respaldar al animal de Bashar al Assad”.

Además de Estados Unidos, Turquía condenó de manera tajante el ataque químico sobre Douma, el cual dejó numerosas víctimas, además sospecha que fue obra del régimen de Al Assad, de cuyo empleo de armas químicas la comunidad internacional ya tiene constancia.

Las fuerzas del régimen sirio comenzaron el viernes pasado una ofensiva terrestre apoyada por fuego de artillería e incursiones aéreas en Douma, la última ciudad controlada por los rebeldes en Ghouta Oriental.

El presidente estadunidense Donald Trump advirtió que los responsables del presunto ataque químico en Siria, pagarían un alto precio por sus acciones.

En un mensaje emitido en su cuenta de Twitter, Trump afirmó sin dudas que se trató de un ataque químico y que habría “un alto precio a pagar”. Calificó además al presidente sirio Bashar al Assad de “animal”.

Trump también dijo que el presidente ruso Vladimir Putin e Irán eran responsables de respaldar a Al Assad, cuyo régimen es señalado de perpetrar esas acciones contra la población civil. Esta es la primera vez que Trump responsabiliza directamente a Putin de las atrocidades del conflicto en Siria.

Criticó además que si el expresidente Barack Obama hubiera cumplido con su promesa de iniciar una ofensiva militar en Siria luego de los primeros ataques químicos, el conflicto “hubiera terminado hace mucho tiempo”.

A su vez, el gobierno de Siria negó que las fuerzas gubernamentales hayan realizado un ataque químico.

De acuerdo con el grupo civil Sociedad Médica Siria-Estadunidense (SAMS), la ciudad de Duma, en el suburbio de Guta del este, fue sometido a intensos bombardeos que resultaron en decenas de muertos y cientos de heridos en las últimas 36 horas.

Informó que en medio de los bombardeos, el sábado por la noche se reportó un ataque que provocó que más de 500 personas, la mayoría mujeres y niños, fueron llevados a centros médicos locales con síntomas indicativos de exposición a un agente químico.

Los voluntarios de Defensa Civil reportaron más de 42 víctimas encontradas muertas en sus hogares, con síntomas clínicos similares de excesiva espumación oral, cianosis y quemaduras corneales, destacó SAMS.

El ataque ocurrió justamente un año después de Trump autorizó el lanzamiento de misiles Tomahawk para atacar un aeródromo en Siria, en respuesta a un ataque con gas sarín en la aldea de Khan Sheikhun.

En un comunicado emitido este domingo, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, expresó que estaba particularmente alarmado por las denuncias de que se utilizan armas químicas contra poblaciones civiles en Duma.

“Si bien Naciones Unidas no está en condiciones de verificar estos informes, el secretario general señala que cualquier uso de armas químicas, si se confirma, es aborrecible y requiere una investigación exhaustiva”, de acuerdo con el comunicado.

Mientras tanto, Thomas Bossert, asesor de seguridad interna de Trump, aseguró en una entrevista en el canal ABC que la prohibición de armas químicas “es uno de esos temas en los que todas las naciones, todos los pueblos han estado de acuerdo desde la Segunda Guerra Mundial”.

Bossert precisó que “no quitaría ninguna opción de la mesa”, en relación a una respuesta de parte de Estados Unidos a la agresión en Duma.

 

Comentarios
error: Contenido desarrollado por La Palabra del Caribe y SIM AGENCIAS