Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Ocho por Radio – Por Carlos Calzado

15

Asesinos por Antonomasia.

Escuche mientras lee: “Tom Sawyer”, genial análisis sociologico postmoderno, de la creatividad de la banda Rush.

Es patético el tal “Manolo” cuando habla del terrible incidente que dejó muerto a un taxista sobre el pavimento. Decir que la solución tendría que buscarse a través de la vía legal y pacífica, dos años después de que iniciaron los actos violentos; dos años después de que Roberto Borge ordenara a Sintra operar como policía particular de los sindicatos taxistas y, convenientemente, ahora que están por renovar la dirigencia sindical.

Los sindicatos taxistas… principalmente los de Cancún y Playa del Carmen, han sido, desde las “cajas chicas” de los gobiernos de Herndricks Díaz, González Canto y Borge Angulo, hasta la plataforma favorita del crimen organizado para mover drogas, prostitutas, travestis y a sus proxenetas; una muy eficiente “lavandería” y también el más conveniente sistema de transporte de mercancías robadas y a los propios ladrones, a quienes fugan de la escena de los hechos.

Justo fue desde la anterior gestión de “Manolo” que las acciones ilegales de muchos de los socios y “martillos” comenzaron a generalizarse.

Para que todo este sistema de asqueante corrupción se fortaleciera al extremo en que se encuentra ahora, los gobiernos de los ex gobernadores ya mencionados pactaron con los “líderes” sindicales, regalaron y vendieron las placas que ERAN PARA LOS SOCIOS  y recomendaron a operadores del Crimen Organizado para que fueran aceptados y agremiados a esos sindicatos en calidad de INTOCABLES Y JEFES.

Estos Operadores de la Mafia son quienes coordinan la operación de taxis en la Zona Hotelera de Cancún y los alrededores de la Quinta Avenida con la bendición, patrocinio y complicidad de los sindicatos “Lázaro Cárdenas del Río” y “Andrés Quintana Roo”.

SINTRA AYER Y HOY

Al inicio de operaciones de Uber en Cancún, las mafias taxistas (permítame aclarar; la mafia son sus dirigencias y los criminales a los que defienden, aún en esos sindicatos laboran muchísimos taxistas honorables y respetables), exigieron a la adminsitración borgista, entonces de salida, acciones -criminales o legales- para sacar a la aplicación de Cancún.

Desde entonces Sintra ha actuado -a menudo afuera de la ley-, para acosar, espiar, presionar, sancionar, pero sobre todo para habilitar a los taxistas sindicalizados como autoridad en funciones para extender el brazo represor. Así, cuando un taxista detecta a un Uber, está autorizado por Sintra para ¡detenerlo!, golpearlo, agredir la unidad, llamar a otros taxistas para actuar como auténticos gorilas, avisar a los inspectores, bajar al pasajero y amemazarlo para que no lo vuelva a hacer, llamar a la grúa y asegurarse de que el operador de Uber reciba el escarmiento.

Al cambio de administración, muchos ciudadanos creímos que la nueva administración “pintaría su raya” en relación a los sindicatos mafiosos, y sí, tal vez el gobernador lo haya hecho, pero no así Sintra.

Los sindicatos de taxistas siguen gozando de las mismas prebendas de la administración anterior, ¿a quién deben el agradecimiento?, ¿al licenciado Portilla Manica, o a Alejandro Ramos, cuya familia ha negociado históricamente con cuanto gobernador u hombre con poder se atraviese en su camino?

Por lo pronto, ya hay un muerto y un operador de Uber al que los taxistas quieren linchar, no obstante que la víctima pereció golpeado por un camión.

¿Hasta dónde tendrán que llegar las consecuencias de las mafias sindicales?, ¿hasta dónde, como siempre, los ciudadanos y hasta los turistas tendremos que seguir padeciendo a gentuza como ésta, amafiada con lo más vulgar operación del Crimen Organizado?

Esa, es una buena pregunta.

Buonanotte.

Comentarios
error: Contenido desarrollado por La Palabra del Caribe y SIM AGENCIAS