Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Los números fraccionarios – El Descorche por Neftalí Samsa

4

En los tiempos del cólera, citando a Gabriel García Márquez, los NÚMEROS FRACCIONARIOS  eran llamados QUEBRADOS, y nosotros los niños de entonces les teníamos pavor infundido de cierta manera por el mismo profesor. En estos tiempos, donde muchos somos ya abuelos, se llaman NÚMEROS RACIONALES. Por lo tanto QUEBRADOS=NÚMEROS FRACCIONARIOS=NÚMEROS RACIONALES. La definición de números racionales nos indica que son aquellos que se pueden expresar como la división de dos números enteros donde el divisor también llamado DENOMINADOR, debe de ser diferente de cero. El NUMERADOR de la fracción, llamado en la división dividendo, puede ser cualquier número, incluso cero. De lo anterior se desprende que una fracción es en realidad una división: FRACCIÓN=DIVISIÓN, por lo tanto NUMERADOR=DIVIDENDO y DENOMINADOR=DIVISOR. Por consiguiente una fracción puede representarse como un NÚMERO DECIMAL, e incluso en PORCENTAJES.

Es importante que el profesor de matemáticas haga mucho énfasis al educando que un número racional es en realidad una división, de esta forma logrará psicológicamente, en su alumno, una gran ventaja en la comprensión de los números racionales.

Veamos: 2/5 es lo mismo que cuatro décimas, 0.4 y es lo mismo que 40% (2/5=0.4=40 %)

4/9 es lo mismo que 0.4444444 y es lo mismo que 44.44% (4/9=0.4444444=44.44%)

¾ es lo mismo que 0.75 y es lo mismo que el 75% (3/4=0.75=75%)

10/8 es lo mismo que 5/4 y es lo mismo que 1.25 que es igual a 125%(10/8=5/4=1.25=125%)

Como puedes observar una división es una fracción, que se puede expresar decimalmente o en porcentajes, pero estamos hablando del mismo número.

LA ÚLTIMA Y NOS VAMOS

Los números racionales o fraccionarios nacieron de la necesidad de racionalizar los granos y los cereales, tales como el sorgo, el arroz, el maíz, el cacao, el trigo, la cebada, la avena, etc. Medio costal de maíz, tres cuartos de costal de cacao, la tercera parte de un costal de trigo. Estoy seguro amable lector que estarás pensando “que aburrimiento con las matemáticas” y yo te digo, si no dominas las matemáticas, aunque sea las elementales, estarás en desventaja en el mundo, pues todo, absolutamente todo, se rige por ellas; hasta las Ciencias Sociales que necesita de estadísticas ¡Hasta la próxima!

Comentarios
error: Contenido desarrollado por La Palabra del Caribe y SIM AGENCIAS