Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

López Obrador invitará al papa Francisco a México si gana las elecciones

29
El candidato de Morena asegura que la visita papal se produciría en el marco del proceso de paz que quiere convocar en el país

Si gana las elecciones presidenciales del 1 de julio, Andrés Manuel López Obrador, líder de Morena y claro favorito en todas las encuestas, ha anunciado su intención de invitar al papa Francisco a México para que medie en el proceso de paz que, en su opinión, debe llevar a cabo el país. “Él ya ha participado en otros procesos de paz y reconciliación, con otras características desde luego, como el restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos, o en el proceso de paz de Colombia, y en todo aquello que contribuye a la paz”, ha dicho este viernes.

López Obrador, que profesa la fe evangélica y que, en una polémica decisión, lleva en la coalición Juntos haremos historia a los miembros del partido ultraconservador Encuentro Social (PES), hizo estas declaraciones a la salida de su reunión de una hora de duración con los obispos católicos en la sede de la Conferencia Episcopal Mexicana (CEM) en Cuautitlán Izcalli, en el Estado de México. “No es posible que continúe esta violencia”, ha asegurado el político de Morena, que ha aclarado que no se ha tratado la cuestión de una posible amnistía para los capos del narcotráfico ni de hipotéticas reuniones con los jefes de los carteles y que la visita papal se enmarcaría dentro del foro que pretende convocar en el que participarían organismos nacionales e internacionales, expertos en seguridad y líderes de distintas confesiones.

Durante la reunión, que López Obrador, ha calificado de “armónica”, los prelados le han presentado un documento de siete puntos con su visión del país que piensan trasladar a todos los aspirantes presidenciales. En los 22 años de mandato del anterior Arzobispo primado de México, el cardenal Norberto Rivera, la Iglesia católica mexicana ha mantenido una postura ambigua, cuando no silenciosa, salvo excepciones como el arzobispo de Guerrero, sobre asuntos espinosos como el escándalo de los abusos sexuales en los Legionarios de Cristo y la creciente espiral de violencia que solo en 2017 se ha cobrado al menos 29.000 vidas, la mayoría por incidentes relacionados con el tráfico de drogas.

Tras el encuentro, en un mitín posterior celebrado en la misma localidad, el tres veces aspirante a la presidencia se ha mostrado confiado en que la jerarquía católica no llame a votar contra él y ha desgranado su plan a los asistentes, una especie de estados generales que son un mantra desde el inicio de su campaña y su viejo lema de unir a todos los Méxicos. “He planteado que voy a convocar a todo el pueblo de México, en el momento en el que triunfe vamos a convocar unos foros de diálogo para reflexionar colectivamente sobre el problema de la inseguridad y de la violencia y entre todos vamos a redactar el plan para serenar al país para que haya paz en México”, ha dicho y lo ha recalcado en un tuit que ha subido a su cuenta personal posteriormente. “Hay otros que de manera hipócrita quieren resolver el problema de la violencia solo con violencia. Hay que enfrentar sus causas”, ha asegurado.

Fuente: EL PAÍS

Comentarios
error: Contenido desarrollado por La Palabra del Caribe y SIM AGENCIAS