Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Inestabilidad en el país si retrasan resultados del conteo rápido: INE

31

 

La resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que revocó los cambios al reglamento de elecciones, que pretendían agilizar el cómputo de los comicios presidenciales, generó un nuevo choque con el Instituto Nacional Electoral (INE).

De forma unánime y aunque con matices, los consejeros censuraron una decisión que sólo alentará, dijeron, suspicacias, generará incertidumbre e incluso señalaron que el vacío informativo que esto generará podría afectar la estabilidad financiera y política.

Tras describir el impacto que la decisión tendrá en la difusión del conteo rápido de la elección presidencial –que retrasaría los datos oficiales–, el consejero presidente, Lorenzo Córdova Vianello, afirmó: un conteo rápido cuyos resultados se emitan entre las dos y las cinco de la madrugada no le sirve a la ciudadanía, no le sirve al país, no le sirve a la paz pública, no le sirve a la estabilidad política, no le sirve a la estabilidad financiera.

Córdova Vianello sostuvo que la certeza en la elección no sólo deriva del cumplimiento de la ley sino también de la oportunidad de la información. La dilación de datos en horas cruciales de la jornada generará escenarios para la autoproclamación de victorias que lamentablemente es una práctica frecuente y transversal a todas las fuerzas políticas.

Ante la decisión del TEPJF, dijo, el INE buscará alternativas que permitan agilizar el flujo de información de la elección presidencial, enfatizando en que el retraso causará impacto negativo también en el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), que si se proyectaba contar con 70 por ciento a la medianoche con la decisión de acelerar el cómputo, ahora será de 12 por ciento. No hay que olvidar que el 2 de julio abren los mercados y el INE procurará, con información oportuna, combatir la especulación y la incertidumbre.

La semana pasada el TEPJF revocó los cambios al reglamento de elecciones mediante los cuales el INE pretendía la apertura de los paquetes de todas las elecciones –federales y locales–, que permitiría reubicar las boletas equivocadamente introducidas en otras urnas y con ello favorecer el cierre del acta presidencial sin tener que aguardar al cómputo de todos los comicios. Bajo el modelo de casilla única habrá entidades donde se efectuarán cuatro, cinco y seis votaciones, lo que dilatará los resultados.

Durante la discusión para acatar la sentencia del TEPJF, ocho consejeros hablaron para descalificar la decisión, asociándola a la dilación de resultados.

Esta sentencia, advirtió el consejero Jaime Rivera provocará un retraso sin precedente desde que hay una autoridad electoral autónoma.

Agregó: “la imposibilidad para que el INE emita resultados ciertos que den confianza va a producir más incertidumbre, más especulaciones sobre los resultados, incluso no sólo sobre quién o quiénes habrán ganado tal o cual elección, sino sobre la propia calidad de los comicios, de la organización, de la certeza y de la legalidad con que el IFE (anteriormente Intituto Federal Electoral) y el INE, así como los organismos públicos locales, han organizado estos procesos.

A la luz de la historia política reciente, aseveró la consejera Pamela San Martín, contar con resultados rápidos y oportunos es un mecanismo indispensable para blindar el proceso electoral y, por ende, la certeza en los resultados de la elección en un momento de altísima expectación. No contar con esta información generará vacíos en el derecho a la información, que lamentablemente se verían llenados por algún otro actor.

En medio de la crítica generalizada a la actuación del TEPJF, el consejero Marco Antonio Baños acusó que esta revocación de las reformas al reglamento de elecciones partió de un conjunto de reflexiones apresuradas de los magistrados, que no contribuyen en modo alguno a la certeza y colocan al INE en una encrucijada.

No hubo ningún consejero que concediera algo de razón a la sentencia del TEPJF. Dania Ravel aseveró que inevitablemente cancelar la posibilidad de agilizar el llenado de actas de la elección presidencial impacta negativamente en la entrega de resultados. Simplemente, si no hay actas de escrutinio y cómputo, no hay conteo rápido, porque no tenemos la muestra para poderlo hacer; esto puede generar suspicacias el día de las votaciones y puede también poner en entredicho la confianza en los resultados.

Periódico La Jornada
Martes 20 de febrero de 2018

Comentarios
error: Contenido desarrollado por La Palabra del Caribe y SIM AGENCIAS