Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

“Ephitaph”: claroscuros de la realidad cotidiana – Ocho por Radio por Carlos Calzado C.

16

Escuche mientras lee; “EPHITAPH” de la monstruosa banda “King Crimson”… -and yes, “The fate of all mankind I see Is in the hands of fools”

Antes de entrar en materia, quiero desearle, mi muy apreciado y distinguido lector, una realidad más adecuada para este plano existencial durante el 2018. Que los divertidos ejercicios de la autodeterminación personal y las aspiraciones a la libertad –aun cuando sigan siendo utopías de nuestra propia historia-, no nos lleven irremediablemente a una respuesta violenta por parte de quienes pretenden que “el resto de los seres humanos somos sus viles sirvientes o esbirros”. Diviértase, al final, nadie autodetermina cuándo partir, aún los suicidios son accidentes de la intoxicada realidad.

Debo reconocer que admiro la labor que realiza un comunicólogo desde las oficinas de “comunicación social” de cualquiera de los ayuntamientos quintanarroenses. Y es que, mantener al funcionario público en una esfera de “pulcritud” y “honorabilidad” cuando la realidad apunta en sentido opuesto, ¡eso sí que es un trabajo de genialidad pura!

Pero existen casos en donde, la burda, bruta, irresponsable y estúpida participación del propio presidente municipal en la política de comunicación social detona las más enconadas y divertidas reacciones de las que se tenga registro. Lo sé, parece más un lugar común que otra cosa… pero el mejor ejemplo de todo esto es el imberbe Remberto Estrada Barba… -jejeje un imberbe de apellido Barba-.

En principio, el señor Remberto es un fanático de colgarse de los programas y acciones que ejercen las esferas estatal o federal en su municipio. Imaginaos entonces que el camarada comunicólogo, tiene que acomodar los hechos para presentar una falsa realidad, pero ello es sólo el principio. Luego, resulta que, aunque el boletín hable de acciones que no necesariamente tienen que ver con el edil, el primer párrafo debe contener su nombre, de modo que los medios a los cuales se les pagan abultadas sumas por publicar sus comunicados encabecen esas notas diciendo “Remberto hizo, dijo, regaló, inició, encabezó, etcétera”, y mejor aún, “el Cancún de Diez” –…centavos ha de ser-.

Es tan patético el ejercicio, que resulta que apenas hace unas semanas, 30 minutos después de haber distribuido un comunicado sobre “los logros en la prevención del delito”, las redacciones tenían entre sus manos la papa caliente de un asesinato masivo. Pero eso sí, al tratarse del abultado record de ejecutados, el presidente aclara: “eso corresponde a las esferas estatal y federal”. Es decir, para los programas y acciones estatales o federales, ahí sí tiene que ver con su “trabajo”, pero en la comisión de delitos que, aun así corresponden también a la prevención municipal, allí sí, es asunto de los demás… -¡chaz!-.

“I´d love to turn you on”, como dice John Lenon en “A Day in the Life”.

Muy a pesar de lo que leo todos los días en los periódicos y páginas electrónicas, como emanado de una loca alucinación con ácido lisérgico, las más enormes catedrales del culto al ego brotan cual champiñones de la tierra con sus llamativos colores psicodélicos y revientan sus campanas al vuelo: “más de un millón de turistas abarrotaron los destinos de Quintana Roo durante la temporada”.

¿Cuál realidad te hace sentir menos miserable?, nos dicen “no atiendas las fotografías del cadáver abandonado en plena vía pública con la cabeza entre las piernas al pie de una enorme narcomanta; olvídate del video de la madre de familia gritando desesperada ante el cadáver de su hijo tendido en la calle con los orificios del arma de fuego por donde salieron sus esperanzas y proyecto de vida –sea cual fuere-; no pongas atención a la tristísima imagen de la maquinaria exterminando manglares; no suenes en tu cabeza la pieza de “King Crimson” con su grandilocuente “Ephitaph”, mejor súbele al “Reageton” facilón o el narcocorrido entre fotografías y videos de estéticas figuras femeninas en traje de baño colmando las playas de Quintana Roo…” ¡¿Quién induce una intoxicada realidad?!

Debido al éxito que representa la llegada de turistas “no matter what”, los planes apuntan a incrementar la oferta de cuartos de hotel en la zona continental de Cancún, en verdad, “no importa cómo”; si es necesario pasar por encima de los recursos naturales que sostienen el delicadísimo equilibrio ecológico, si se obliga a recibir muchas veces más desechos (agua residual, basura) de los que se pueden procesar –¿ahora mismo se procesan?-, el tema es recibir mucho más dinero del que ya circula y esta última afirmación es aún más patética, puesto que más del 80% de ese dinero abulta cuentas bancarias extranjeras, es decir, no se queda en Quintana Roo.. -¡oops!-

Dicho sea de paso, os recomiendo ampliamente un excelente video denominado “Ephitaph (King Crimson)+scenes from home (2009)” está disponible en Youtube… esa muy triste imagen de la gente abultada en un basurero rascando con las uñas los desechos me hace pensar en los quintanarroenses buscando desechos rescatables de las inmensas montañas de desechos que deja el ejercicio del consumismo ramplón en la parte final del video que os he recomendado… “But I fear tomorrow I’ll be crying,

Yes I fear tomorrow I’ll be crying…”

Buongiorno.

Comentarios
error: Contenido desarrollado por La Palabra del Caribe y SIM AGENCIAS