Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

De mi anecdotario científico: benefactores de la humanidad. Luis Pasteur – El descorche Por Neftalí Samsa

2

Luis Pasteur es considerado como uno de los  fundadores de la biología moderna. Con el microscopio que había inventado Roberto Hooke, llegó a descubrimientos científicos sorprendentes en microbiología. Con él se corroboraron dos cosas que los biólogos que lo antecedieron ya intuían: “Todos los seres vivos procedemos de un antecesor común” y “Las enfermedades son causadas por seres microscópicos, a los que se llamó bacterias y virus”.

A Luis Pasteur le fascinaba observar horas y horas, así son los científicos, en su microscopio todo tipo de seres minúsculos. Montó un laboratorio en el patio de su casa, en el que a falta de instrumental para sus investigaciones tuvo que idear varios de ellos. El más famoso fue el matraz con cuello de cisne. Con ese instrumento Pasteur demostró que los alimentos se echan a perder, se descomponen por la acción de los microbios. El experimento de Francesco Redi, donde utiliza tres frascos, con carne de pescado, de ternera y de cerdo, comprobó que son los microorganismos los que causan la descomposición de los alimentos,  pues un frasco lo dejó abierto, el otro semiabierto y el último herméticamente cerrado. El frasco que estaba cerrado conservó mayor tiempo en buen estado el alimento.

Pasteur tomó sus retortas, sus matraces con cuello de cisne, su microscopio y todo su instrumental y cargó con ellos unas mulas y se dirigió montaña arriba para realizar sus experimentos. En los matraces con cuello de cisne los alimentos no se descomponían. Pasteur explicó que esto se debía a que el polvo, que contiene a los microorganismos, quedaba atrapado en el fondo del matraz. Estos trabajos le sirvieron a Rudolf Virchowf para llegar a la conclusión “Toda célula procede de otra célula, semejante a su progenitora”.

El famoso biólogo francés afirmaba  que toda investigación científica si no es útil a la humanidad no sirve. Por ese motivo cuando en Francia la industria textil estuvo en peligro, los industriales fueron a visitarlo para que resolviera el problema. Pasteur encontró que los gusanos de seda habían bajado su producción como consecuencia de haber sido invadidos por unas bacterias que inhibían la producción. Pasteur les dio un antídoto que funcionó exitósamente erradicando el mal, salvando la industria textil. Cuando un niño soviético fue mordisqueado por una jauría de perros con rabia, se lo llevaron a Luis Pasteur para que lo salvara. Él había probado la vacuna contra la hidrofobia en ratas, perros y otros animales, pero aún no en humanos. La madre del niño, después de un largo viaje de Rusia a Francia, tuvo que suplicarle para que le aplicara la vacuna a su hijo. Logró convencerlo y resultó todo un éxito.

También descubrió un procedimiento para esterilizar leche y jugos, que es mundialmente utilizado en la actualidad. Los supermercados modernos serían casi nada sin jugos y lácteos que se conservan con la pasteurización. Pasteur descubrió  que la leche y los jugos se descomponen por la acción de las bacterias. Se dio cuenta que estos seres vivos microscópicos se mueren a los cincuenta grados celcius, por lo tanto sólo es cuestión de bajar velozmente la temperatura del líquido y luego subirla con aceleración a un poco más de cincuenta grados y ya está, el lácteo o jugo es esterilizado. Las bacterias se mueren y los líquidos alimenticios conservan sus propiedades nutricionales. Esto es la pasteurización. Pasteur salvó también a la industria del vino francés. Los industriales de este ramo fueron a verlo, pues el vino se estaba convirtiendo en vinagre y ellos no comprendían porqué. Tomó muestras de los toneles y se las llevó a su laboratorio. Ahí descubrió que las bacterias descomponen el vino. Les recomendó la asepsia de los toneles y que los mantuvieran a la misma temperatura. Así lo hicieron y la industria vinícola se recuperó.

LA ÚLTIMA Y  NOS VAMOS.

Los científicos son seres extraordinarios. A diferencia de lo que la gente cree, ellos si aman a Dios , observando, experimentando y descubriendo su creación. Cuando ellos realizan sus investigaciones lo hacen persiguiendo el bienestar de la humanidad. Ellos apuestan por un desarrollo pacífico y armonioso en el que el ser humano progrese no sólo materialmente sino también intelectual y espiritualmente. A este tipo de seres pertenecía Luis Pasteur, amable lector. ¡Hasta la próxima!

Comentarios
error: Contenido desarrollado por La Palabra del Caribe y SIM AGENCIAS