Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Ángulo Crítico – Por Armando Angulo

10

Trascendió hoy, y es el cotilleo político del día y lo será quizás de muchos días más, el enfrentamiento a golpes entre el ex gobernador Felix González Canto y el ex alcalde benitojuarense Julian Ricalde Magaña, usando como escenario para “arreglar” sus diferencias el centro de convenciones de Chetumal, donde ambos asistían a un desayuno privado para celebrar el onomástico del estado libre y soberano de Quintana Roo.

Como si se tratara de dos colegiales a la salida de la escuela con el clásico “nos vemos a la salida” y no de dos funcionarios con larga trayectoria política que se supone guardan las normas básicas de la educación y la diplomacia, estos dos personajes escenificaron, según numerosos testigos presentes, un episodio de golpes, cachetadas, empujones e insultos, opacando con ello la celebración del aniversario del estado que se esperaba alegre y cordial al ser la primera en la administración del gobernador Carlos Joaquin.

Quizás por eso, el twit que generó la discordia y a la postre los golpes entre los políticos, fue ya borrado de la cuenta de Julian Ricalde, pues resulta, que Ricalde, inmerso en una confrontación twitera desde hace algún tiempo con el ex gobernador de marras, aprovechó la ocasión del desayuno donde este personaje acudió para publicar un twit de Carlos Joaquín saludando de mano a González Canto con la leyenda “hoy el noble y el villano, el prohombre y el gusano, bailan y se dan la mano, sin importarles la facha”…

Lo que siguió a continuación, era una confrontación anunciada, lo que nadie supuso, por el talante de ambos personajes, es que esa confrontación se desarrollara físicamente, acostumbrado como esta, González Canto a diferir estos asuntos a terceros, por ello sorprendió cuando según los presentes, el ex gobernador se acercó hasta la mesa principal para propinarle una sonora cachetada al ahora secretario de desarrollo social, agresión que este respondió con un par de puñetazos al rostro de su agresor…

Después, los empujones, los insultos, las mentadas de madre y arañazos propios más de un par de gamberros que de “finos” políticos, acto bochornoso que ni tardos ni perezosos varios de los asistentes filtraron a las redes sociales aun cuando se dice que el gobernador prohibió expresamente cualquier fuga de información de este lamentable suceso.

Seguramente, este pleito trapero traerá consecuencias a ambos funcionarios, a cada cual según el grado de su culpa, las cuales saltan a la vista, pues mientras que por una parte fue una imprudencia de parte de González Canto acudir a un evento rodeado de personas en donde ahora es un apestado político, y por la otra, Ricalde Magaña insultando a través de las redes sociales con el destinatario a apenas unos pasos…

Es por este hecho inédito trae una anécdota curiosa, tan acostumbrados estamos a hacer uso indiscriminado de las redes sociales para informar, opinar, e insultar sobre todo…que subestimamos lo que puede pasar en la vida real, reacción a la que ni siquiera los políticos “de alto nivel” pueden escapar.

Comentarios
error: Contenido desarrollado por La Palabra del Caribe y SIM AGENCIAS