Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Acusa proveedor a oficial mayor de vetarlo

14

AGENCIA SIM

Chetumal.- El empresario Jesús Emir Oliva Sabidos convocó a una conferencia de prensa para acusar al oficial mayor del Gobierno del Estado, Manuel Alamilla, de bloquearlo como proveedor; sin embargo, al lugar arribó Carlos Leal, secretario técnico de la Oficialía, para explicar que el afectado no entregó la modificación de la sociedad anónima de su compañía, en la que inicialmente participaba la esposa del oficial mayor.

En la rueda de prensa, Oliva Sabidos acusó que su compañía fue dada de baja del padrón de proveedores en abril, dejándolo fuera de toda licitación pública o venta de productos o servicios a las instituciones públicas estatales.

Solicitó información a Oficialía Mayor, narró, pero la respuesta fue que “era una razón personal y que me quedara callado, porque podría generarme consecuencias”.

En la página del gobierno, consultó su clave, donde descubrió que lo habían suspendido por haber acumulado seis incumplimientos, pese a que no se le notificó de ninguna de ellas ni se realizó un proceso administrativo avalado por un comité.

Luego de solicitar dos veces información por escrito, sin respuesta, el 9 de agosto, presentó una denuncia formal en contra del oficial mayor ante la Secretaría de la Contraloría del Estado (Secoes), asentada con el número SSOSCCP01CP, para la subsanación de este proceso, en donde se solicitó un informe de los hechos.

A raíz de esta denuncia, se le cambió de estado, de dado de baja a suspendido, y ahora se le explicó que esto era debido a que en la constitución de su empresa, en 2009, aparece como socia Tristana Hernández Villegas, directora de Imagen del Gobierno del Estado, y esposa de Manuel Alamilla, lo que constituye un conflicto de intereses.

El empresario señaló que en enero de este año le habían entregado su alta como padrón, y “él mismo sabe que su esposa sólo duró nueve meses en esta empresa”, también lamentó las formas, en que en lugar de pedir que se subsanara esta situación, fue dado de baja sin explicación alguna ni proceso, y ocho meses después viene a descubrir la supuesta falta, después de que emprendió acciones legales.

Al lugar llegó Carlos Leal, secretario técnico de la Oficialía Mayor, que defendió que sí se le notificó al empresario de su suspensión, el 22 de agosto; sin embargo, se le rebatió diciendo que la baja ocurrió en abril, y antes de esa fecha no hubo ninguna notificación o información para poder corregir esta situación.

El funcionario añadió que es necesario presentar las modificaciones en las acciones, de Manuel Ortega, exsubsecretario de Salud, y de Tristana Hernández, ocurridas en 2009 y 2010, para así reactivar a esta empresa, incluso invitó a que fueran en el momento.

“Aquí estamos a dos cuadras, los invito”, declaró.

-¿Por qué esperar ocho meses para irrumpir en una conferencia de prensa y ofrecer una solución?- le cuestionó un reportero.

Carlos Leal rechazó que no se hubiera dado respuesta, aunque admitió que esto fue de forma verbal e insistió que con la presentación de los documentos se supera este problema.

Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More

Privacy & Cookies Policy
error: Contenido desarrollado por La Palabra del Caribe y SIM AGENCIAS